Una ducha fría adelgaza, mejora la salud mental, y previene enfermedades-palabra de ciencia.

Sí, sabemos lo relajante que puede ser un buen baño caliente. ¿Pero es el más adecuado para la salud? Algunos médicos y científicos creen que debería renunciar a su comodidad y pasar a desafiarse a tomar una ducha fría todos los días… por aterradora que pueda parecerle.

baño frío

Una serie de estudios recientes, publicados en el Sitio Web Trusted Body, revelan los beneficios del baño helado para la salud del organismo. Ya que para adaptarse a las bajas temperaturas, el cuerpo se fortalece contra varios males.

Estas son las cuatro razones principales para optar por una ducha fría:

1. Fortalece el corazón

Cuando el agua fría impacta en el cuerpo, la sensación para los que no están acostumbrados es que el corazón dejará de latir. Pero el efecto en el organismo es justo lo contrario: el agua fría mejora la circulación sanguínea, produciendo más oxígeno, hormonas y nutrientes en el cuerpo.

2. Aumenta la producción de la “hormona de atención”

Quien se da un baño frío se siente despierto y en estado de alerta por muchas horas. Esto se debe a la producción de la hormona noradrenalina, que aumenta en la exposición al frío. La hormona puede reducir el dolor corporal y mejorar el estado de ánimo y la concentración hasta el final del día.

3. Mejora la inmunidad

La noradrenalina también puede aumentar el nivel de glóbulos blancos, los principales defensores del cuerpo humano. Con el baño frío, se vuelven capaces de combatir enfermedades e infecciones, limpiando células dañadas y fortaleciendo los restos.

4. Ayuda a adelgazar

La termogénesis es un proceso metabólico que hace que el cuerpo queme calorías para producir calor. Gracias a ella, los baños fríos pueden ser muy importantes para los que están a dieta. La práctica es incluso recomendable para aquellos que desean reducir los índices de azúcar en sangre y de grasa “mala”, responsable de la obesidad, del cuerpo

Facebook Commentarios