Los beneficios del ácido hialurónico para el cuerpo van más allá de la buena apariencia de la piel, pues además de dar relleno, también sirve como un hidratante natural capaz de retener mucha agua, manteniendo la piel hidratada.

Otro beneficio es el de ayudar a estimular la producción de colágeno, una proteína del tejido conjuntivo esencial para la salud de la piel, cartílagos y huesos. El ácido hialurónico sintético es utilizado tanto en la medicina, en el tratamiento de artroses, como en la estética, en el relleno de arrugas dando volumen en algunas zonas como los labios, surcos nasogenianos (bigote chino), surcos nasojugais (ojeras) y arrugas glabelares (la raíz de la nariz, entre las cejas).

Existe un tipo específico de ácido para cada región. El que es aplicado en las ojeras, por ejemplo, debe ser más flexible y más ligera, ya que es utilizado para dar más volumen en algunas partes de la cara debe ser más firme, poco flexible y en mayor concentración.

LOS PROS Y LOS CONTRAS DEL ÁCIDO HIALURÓNICO

Hemos visto que el procedimiento de inyección de ácido hialurónico, cuando está bien realizado, puede ayudar no sólo en la belleza de la piel, sino también en el mantenimiento de cartílagos, ayudando en el tratamiento de enfermedades como la artritis y la artrosis.

Sin embargo, como no todo es perfecto, existen riesgos si la aplicación ocurrir de forma incorrecta, ya que pueden alcanzar arterias y ocasionar problemas como la necrosis, la ceguera y el ICTUS. Por lo tanto, mucho cuidado con este tipo de procedimiento. Lo ideal siempre es buscar un dermatólogo especializado en el tema para ver si realmente es necesario y obtener toda la información sobre el procedimiento.

Otro punto en contra de el uso de ácido hialurónico es con relación a la procedencia del producto, ya que este puede ser de origen aviar (derivada de crestas de gallo, Hylaform) o a través de la fermentación de bacterias (Restylane o Juvederm).

La contraindicación aquí en estos casos es debido a la probabilidad de que el paciente es alérgico a alguno de estos componentes, lo que puede conducir a la hinchazón, el enrojecimiento, la picazón y otras complicaciones en la piel.

¿CÓMO ELEGIR EL MEJOR?

Como método terapéutico, el ácido hialurónico puede ser obtenido a partir de animales o de la fermentación de bacterias, lo cual es más ventajoso por posibilitar la producción en gran escala y no causar reacciones alérgicas por no disponer de proteína animal.

Según el Dr. Diego Melo, especialista en Hamonização Orofacial, la utilización de ácido hialurónico se ha convertido en una aplicación terapéutica realizada también por los dentistas, como solución en los tratamientos de pérdida de volumen facial, lo que acarrea prótesis más ligeros.

La diferencia entre los tipos de ácido hialurónico se encuentra en los beneficios y en el efecto que causan en las capas más profundas o más superficiales de la piel. Entre las opciones que se utiliza, ambas tienen la propiedad de absorber el agua, formar cadenas que los expertos llaman cross-link y desarrollar una estructura capaz de expandir y promover una mejor proporción a la piel.

La diferencia entre las opciones utilizadas está en el post operatorio, donde produce a menos edema, mientras que el otro produce mayor cantidad de edema después de la aplicación. Sin embargo, este último requiere una menor cantidad de aplicación del producto para obtener el resultado deseado.

Además, el que produce más edemas contiene una sustancia llamada lidocaína, que sirve como un anestésico en el post-operatorio. Ya el otro, aunque no produzca tantos edemas, puede causar un poco de incomodidad, precisamente por no contener este anestésico en su composición.

La necesidad de la aplicación de uno o de otro varía según la región de que se trata, así como la cantidad necesaria para realizar el procedimiento. En el caso de que, quien prestó esta información sobre las principales diferencias entre un tipo de ácido hialurónico y otro, fue un odontólogo, especialista en la armonización de orofacial.

Siendo así, lo ideal es buscar mucho sobre los tipos de tratamiento y consultar siempre con profesionales cualificados para realizar los procedimientos.

Facebook Commentarios