Tras la lesión contraída en el minuto 28 del encuentro entre Portugal y Serbia, partido que terminó empatado a una pelota de gol, Cristiano Ronaldo volvió en el segundo tiempo para sentarse en el banco de suplentes.

Cristiano Ronaldo

Si la exposición de ambas selecciones ha sido considerada pobre por algunos, la del árbitro de salida hará correr mucha tinta en los próximos días, por la pésima prestación.

CR7 fue uno de los principales impugnadores, extrapolando su indignación ante el arbitraje del polaco Szymon Marciniak.

Facebook Commentarios