Connect with us
Covid-19 Covid-19

Internacional

Covid-19. Pekín en “estado de guerra” para controlar un nuevo brote

Published

on

En las últimas 24 horas, Pekín ha sumado 27 nuevos casos de infección por Covid-19. En total, la capital china ha registrado 106 nuevos casos desde el jueves, alimentando temores de una segunda oleada. Para intentar detener este nuevo brote, el gobierno municipal impuso restricciones a la circulación y puso en cuarentena a docenas de barrios.

Covid-19

El Gobierno de Pekín ha decretado “estado de guerra” para combatir el nuevo brote de Covid-19 en la región. Las escuelas, cuyo regreso estaba siendo delineado, volvieron a cerrar y durante la noche del lunes, algunas regiones de Pekín fueron cercadas, con puestos de seguridad instalados en residencias.

La capital china clasificó 22 barrios como zonas de riesgo medio y, por lo tanto, fueron puestos en cuarentena para impedir la propagación del virus entre los 20 millones de habitantes de Pekín. Las autoridades sanitarias chinas ya han garantizado que los habitantes de estos barrios recibirán comida y medicamentos.

“Mi barrio tiene cuatro o cinco vías de entrada y cuando el control llegó, sólo la entrada sur estaba abierta y ahora tenemos que mostrar nuestras tarjetas de entrada y medir la temperatura”, describió a uno de los residentes de estos barrios de Pekín a la agencia Reuters.

Más de 100.000 empleados se encargaron de supervisar 7.120 comunidades cercanas al mercado de Xifandi, donde se localizó este nuevo brote.

Todos los empleados de este mercado, así como la población considerada de alto riesgo, es decir, que son contactos cercanos de personas que han dado positivo, se han visto impedidos de salir de la ciudad y obligados a realizar la prueba de detección.

Se Estima que unos 8.000 empleados ya han sido probados y enviados a instalaciones donde permanecerán en cuarentena.El mercado de Xifandi abarca una superficie de 112 hectáreas, cuenta con 1.500 empleados y más de 4.000 puestos de trabajo.

El mercado vende miles de toneladas de alimentos al día y ha sido visitado por más de 200 000 personas desde finales de mayo.

Preocupados por el riesgo de contagio, muchas provincias cercanas a Pekín han impuesto una cuarentena obligatoria para quienes llegan de la capital china. Las autoridades de Shanghai, por ejemplo, ya han anunciado que todas las personas procedentes de zonas de riesgo medio y alto están obligadas a cumplir 14 días de cuarentena.

Los taxis y otros servicios de transporte se han suspendido en la capital china y también se han interrumpido algunas rutas de autobús de larga distancia entre Pekín y las provincias más próximas.
“Situación extremadamente grave”

Este es el nuevo brote más grave en China desde febrero, alimentando el temor de una segunda oleada de Covid-19.

El portavoz del gobierno de la ciudad de Pekín, Xu Hejian, ha admitido que la “situación epidémica en la capital es extremadamente grave” y la prioridad ahora es imponer “medidas estrictas para impedir la propagación de Covid-19”.

Pekín está en una “carrera contra el tiempo”, dijo el portavoz. “La capital debe estar siempre un paso por delante de la epidemia y tomar las medidas más rigurosas, decisivas y decididas”, afirmó.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), el lunes, ya ha anunciado que está siguiendo “muy de cerca” la situación epidemiológica de la ciudad y ha dicho que está considerando enviar expertos a Pekín en los próximos días.

La pandemia que comenzó en la ciudad china de Wuhan a finales de 2019 ya ha infectado a más de ocho millones de personas en todo el mundo y se han producido más de 437.000 muertes.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias