El jefe de redacción de la Editorial Bild de Alemania le escribe al jefe de Estado de China: “Usted está poniendo en peligro al mundo entero”.

Apreciado señor presidente;

Su embajada en Berlín me envió una carta abierta porque en Bild preguntamos si China debería pagar por los gigantescos daños económicos que el Coronavirus está causando actualmente en todo el mundo.

1. Usted gobierna por la ultra vigilancia. Usted no sería presidente sin la ultra vigilancia. Usted puede controlar todo, y a cada uno de sus ciudadanos, pero se niega a controlar los mercados de animales de alto riesgo en su país. Cualquier periódico o sitio web crítico es cerrado, pero no los puestos donde venden sopa de murciélago. Usted no solo controla a su gente, sino que también la pone en peligro, y con ella al mundo entero.

2. La ultra vigilancia conduce a la falta de libertad. Los que no son libres no son creativos. Los que no son innovadores no inventan nada. Es por eso que usted ha hecho de su país el campeón mundial del robo de la propiedad intelectual. China se enriquece con los inventos de otros en lugar de inventar. Esto por una razón: usted no está dejando que los jóvenes de su país piensen libremente. El mayor éxito de exportación de China que nadie quería, pero que le dio la vuelta al mundo de todos modos, es el Coronavirus.

3. Cuando usted, su gobierno y sus científicos tenían que saber hace tiempo que el Coronavirus se transmite de persona a persona, usted dejó al mundo en la oscuridad. Sus principales expertos no contestaban las llamadas telefónicas, ni respondían los correos electrónicos cuando los investigadores occidentales querían saber qué estaba pasando en Wuhan. Usted fue demasiado nacionalista como para decir la verdad, pues sabía que lo que ocurría era una desgracia nacional.

Seguro te interesa  Venezuela: los servicios secretos han detenido a vicepresidente de la Asamblea Nacional

4. El Washington Post informa que laboratorios en Wuhan han investigado los Coronavirus de los murciélagos sin cumplir con los más altos requisitos de seguridad. ¿Por qué sus tóxicos laboratorios no son tan seguros como sus prisiones para los presos políticos? ¿Desea usted explicar esto a las viudas, hijas, hijos, esposos y padres de las víctimas del Coronavirus en todo el mundo?

5. En su país la gente ya está renegando de usted. Su poder se está desmoronando. Usted ha creado una China obscura y opaca, que constituye un Estado de vigilancia inhumano y que ahora simboliza la propagación de una plaga mortal. Ese es su legado político.

Su embajada me dice que yo estaría ofendiendo la “amistad tradicional de nuestros pueblos”. Supongo que lo que usted considera una gran “amistad” ahora es el envío de máscaras a todo el mundo. Yo no llamo a eso amistad, sino imperialismo cómico. Usted quiere fortalecer a China mediante una epidemia que salió de su país. No creo que usted pueda preservar su poder. Creo que tarde o temprano el Coronavirus significará el fin a su carrera política.

Muy sinceramente,

Julian Reichelt

*Julian Reichelt es el jefe de redacción del tabloide alemán Bild (antes Bild-Zeitung), primero en tirada en Europa y tercero en el mundo.
Traducido del alemán por Patricia Salazar para Colombian News
16 de abril de 2020

Facebook Commentarios
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político