Ganador de la Copa Libertadores de 2018 en homenaje a los héroes de la independencia de la América del Sur será conocido en la capital española. A 10 mil kilómetros del barrio que vio nacer a los dos clubes finalistas y de donde debería haberse disputado la 2ª mano. Seguridad del juego garantizada por más de 4 mil efectivos. Los aficionados con advertencias para no llevar petardos, armas y entonar canciones que apelen a la violencia.

Copa Libertadores

Este domingo, 9 de diciembre, llega a su fin la 59 ª Copa Libertadores de América. La segunda mano de la final de la Copa Libertadores se jugó en Madrid, capital española, y tendrá como escenario del epicentro el estadio Santiago Bernabéu, casa del Real Madrid. Allí entran en el campo de los históricos rivales de los clubes argentinos, River Plate y Boca Juniors, después del 2-2 registrado en la Bombonera, en el pasado día 11 de noviembre, encuentro de 1ª mano.

O sea, la competición de fútbol entre los equipos sudamericanos creada en 1960, luego bautizada Copa de Campeones de América (Copa de Campeones de América) y que rápidamente se ganó el nombre de Copa Libertadores para honrar a los héroes como Simón Bolívar, José de San Martín, José Artigas, Bernardo O’Higgins y tantos otros que lucharon por la independencia de los países sudamericanos, se disputa en la capital de uno de los imperios de que estos mismos pueblos se “liberaron” de los siglos XIX y XX.

Un cambio de escenario que hizo que varios sitios batizar la final como “Copa Conquistadores de América”.

El aplazamiento, por cuestiones de seguridad, de la 2ª mano (24 de noviembre), prevista para el Estadio Monumental de Núñez, el escenario de los juegos de River Plate (y de la selección argentina), en la Av. Presidente Figueroa Alcorta, en el barrio de Belgrano, y la polémica que siguió, llevó a la Confederación sudamericana de Fútbol (Conmebol) a cambiar la final entre los dos clubes argentino, Boca y River, los emblemas de los vecinos, que nacieron en el mismo barrio, en la ciudad de Buenos Aires, a 10 mil kilómetros de distancia. Para España.

Seguro te interesa  Roban camión cisterna en municipio de San Luis

Madrid, será testigo, así, el fin del modelo de esta competición tal y como ha sido conocida con finales a dos manos.

Para el año de la competición que reúne a 32 clubes que ayudan a explicar la implementación del fútbol en América Latina tendrá un final, tal y como sucede con las competiciones europeas (Champions y Europa league). Santiago será la primera sede de la final de la copa Libertadores, con la capital chilena en recibir el evento el día 23 de noviembre de 2019.

El ganador de la edición de 2018 de la Copa Libertadores de América, recibirá seis millones de dólares (5,2 millones de euros), el doble de lo que ganó el Gremio, campeón el año pasado.

Messi en el banco, 4 mil policías en la calle y un documento de buen comportamiento

En la capital española el esquema de seguridad del juego tendrá 4 mil profesionales, entre policías, agentes de tránsito, guardias de seguridad privados y paramédicos. La final está clasificada como “el riesgo más grande de la historia” por las fuerzas de seguridad de la ciudad y tendrá 1400 policías anti disturbios.

Cerca de 500 aficionados más radicales están bajo el ojo de la Policía Nacional (con 2054 efectivos), la fuerza que está autorizada a expulsar a los que están en una “lista negra”.

 

Facebook Commentarios