Existen numerosas dietas, algunas hasta prometen milagros y la magia que no pueden cumplir, lo que lleva a la frustración de quien se somete a tales regímenes de adelgazamiento. Antes de nada, es bueno recordar que la dieta no funciona sola.

Es necesario tener en cuenta que, en conjunto con cualquier dieta, es imprescindible tener hábitos saludables y una vida equilibrada, involucrando los siguientes aspectos:

Alimentación natural y equilibrada compuesta por verduras, granos, cereales, frutas y verduras.

+El Consumo de al menos 1 litro de agua por día o 2 litros, dependiendo de la actividad     física y del peso de la persona
+Dormir la cantidad justa de horas, que sean suficientes, para que el cuerpo se equilibra y   descansar, que puede variar de 7 a 9 horas por noche dependiendo de la edad.
+Practicar alguna actividad física, ni que sea una caminata de 30 minutos por día, o al   menos 3 veces por semana
+Tener el hábito de estar en contacto con la Naturaleza en algunos momentos en el día o   por lo menos algunos días en la semana, esto ayuda a calmar, frenar y acabar con la +ansiedad que en ciertos casos se traduce al deseo de comer en exceso, para “compensar” el estrés.

Teniendo en cuenta estos hábitos, da ahora para abordar formas que ayudan a adelgazar, hasta de forma rápida y eficiente, pero sobre todo saludable. Y esto es lo que viene a continuación!

1. Como quemar calorías con la actividad física

Hay varias maneras de perder peso, la más eficiente es la re-educación alimentaria, en conjunto con la práctica de actividades físicas, para poder quemar calorías.

La pérdida de peso puede requerir seguimiento médico y va a necesitar de alimentación balanceada y reglada.

Ejercicios aeróbicos, y de la quema de calorías, contribuyen para el cuerpo a sudar y eliminar las grasas a través de la respiración.

Cuando se llega al peso ideal, será necesario mantener la disciplina y la continuidad de la actividad física y la práctica de una alimentación saludable, para no tener más problemas con el exceso de peso y no se produzca el efecto acordeón: adelgaza, engorda, adelgaza…

2. Re-educación Alimentaria

La alimentación es un factor básico para quien quiere adelgazar. Eliminar ciertos alimentos de la carta de alimentos como: dulces, frituras, refrescos, enlatados, embutidos, alimentos industrializados, además de mejorar la energía y la salud, hace adelgazar.

Cada persona tiene su necesidad de alimentos, dependiendo de su organismo. Hay personas que necesitan comer más veces y otras menos. Para conocer sus necesidades nutricionales, la orientación de un nutricionista le ayudará a saber cuáles son sus carencias alimentarias y el que está en exceso en su alimentación.

El cuerpo también da señales de cómo estamos fallando en la alimentación. Cuando tenemos una alimentación disipada o de mala calidad viene el malestar y el mal-estar y, si ignoramos estos avisos, viene la enfermedad.

Lo importante es tener los horarios para comer con calma y si alimentaria manteniendo la constancia y el horario de las comidas principales : desayuno, almuerzo y cena, pudiendo entre estas, hacer una merienda con frutas, ensaladas, jugos naturales o cereales. Los dulces pueden hasta ser consumidos, ya que con moderación y no industrializados.

3. Constancia y equilibrio para mantener la forma

Si la persona tiene tendencia a engordar y vive la lucha contra la balanza, la mejor manera de lidiar con esto es salir de la ansiedad que sólo empeora la situación, y detectar lo que está causando el aumento de peso.

Puede ser de varios factores:

la vida sedentaria
el exceso de carbohidratos y grasas en la alimentación
problemas hormonales
disfunción de la tiroides
la retención de líquido por algún trastorno orgánico
el uso de medicamentos, como los corticoides
problemas metabólicos, entre otros
Detectada la causa, con la ayuda de un especialista en salud, es la acción que implica todo lo que se ha abordado este contenido y más los cuidados adicionales prescritos por el médico de tu confianza.

Y lo más importante: siempre preste atención a su bienestar, es el mejor guía sobre cómo está su salud. El peso ideal para unos no es el mismo para otros. Recuerde que los músculos y estructura ósea más robusta, hacen una gran diferencia en la balanza y no significan necesariamente estar por encima del peso.

Facebook Commentarios