Como explica la editora principal de Taste of Home, Emily Racette Parulski, la salsa de tomate vendida en lata o embotellada en los supermercados puede tener un mosto bastante ácido.

Sin embargo, Parulski revela un truco simple y eficaz para atenuar la acidez, que consiste, nada menos, en el uso de bicarbonato de sodio.

bicarbonato

Y explica: “si no quieres subirle azúcar a la salsa, pero los tomates están un poco ácidos, agrega una pizca de bicarbonato de sodio. Se mezcla entre 1/4 y 1/2 cucharilla en la olla y se deja cocinar durante unos minutos”.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  6 consejos para perder peso que no impliquen dieta o ejercicio