Antes de iniciar en el mercado financiero es muy importante estar familiarizado con los distintos tipos de trading. Sea Day, Swing o Position Trade y hasta operaciones de mediano y largo plazo (Buy & Hold). Estos términos pueden parecer complicados demasiado en un primer momento. Pero, pronto verás que hay una diferencia básica entre ellos: el tiempo que va a negociar. Entienda:

Todo inversor tiene un plan para sus inversiones. Y es justamente este plan que te ayudará a definir su estrategia, así como, el tiempo para operar en aplicaciones como la Bolsa de Valores y Divisas. De esta forma, es esencial que se prepare para trabajar con la mayor precisión posible. Esto es: correr riesgos calculados y saber para cuando esperar los resultados.

Entre los tipos de trading (operaciones de corto plazo) más comunes están las de la Divisa. Y estas negociaciones se clasifican en: Day Trade – duran menos de 24 horas; Swing Trade – llevan de dos a cinco días, y el Position Trade – relativamente de corto plazo, ya que duran algunas semanas y hasta meses.

Todas estas definiciones y plazos se puede conocer en el artículo de hoy. Haga esto y dé un paso al frente hacia su independencia financiera.

Day trade

Como hemos visto, el day trade se ha encerrado en el mismo día, pero puede durar sólo unos minutos o horas. Es el más corto de uno de los tipos de trading. La compra puede ser en la apertura del mercado financiero y de la venta el cierre, o incluso con una diferencia de segundos: ambas son llamadas de day trade.

Por tratarse de un plazo orientado a las ganancias rápidas, requiere de mucho conocimiento y experiencia por parte del trader. Además de la rapidez, también es común operar con el day trade para conseguir pequeñas cantidades. Esto, porque la suma final puede traer una rentabilidad interesante. Luego, repase y echa un vistazo a algunos detalles más:

Características de day trade: diversas operaciones de cortísimo plazo (menos de 24 horas) al mismo tiempo, necesita de activos de alta liquidez, requiere dedicación, las ganancias son rápidos y los beneficios de cada operación pueden ser pequeños, pero el resultado final muy bueno. Imprescindible el conocimiento en el análisis técnico y mucha experiencia por parte del inversor.

Swing Trade

El swing trade también es uno de los tipos de trading más comunes de la renta variable, sin embargo, consiste en una operación de un plazo un poco mayor. El trader que utiliza el swing trade negocia, en promedio, en un período de dos a cinco días. No más que eso. La idea es permanecer en una posición hasta el tiempo establecido para alcanzar las metas trazadas.

En este contexto, el swing trader suele realizar menos operaciones en paralelo. Factor que no elimina la necesidad de que haya una igual liquidez de los activos como en el day trade. Otros pre-requisitos son el dominio de la técnica de análisis, paciencia, disciplina, disponibilidad para acompañar a los gráficos y sus tendencias.

Características del swing trade: menos operaciones de corto plazo (dos a cinco días) al mismo tiempo, necesita de activos de alta liquidez, requiere dedicación, paciencia y disciplina, puede haber más de consistencia de resultados y que es imprescindible el conocimiento en el análisis técnico.

Position Trade

En position trade las negociaciones pueden durar algunas semanas y hasta meses. Como el objetivo es lograr una mayor rentabilidad en relación a los otros tipos de trading, el inversor mantiene pocas órdenes abiertas al mismo tiempo. La liquidez es importante, pero no es esencial como en el day y en el swing trade. Aquí el plazo para operar es más extenso.

Características del position trade: pueden ser abiertas pocas operaciones al mismo tiempo (semanales), la liquidez no es el factor más importante, requiere paciencia, disciplina y control emocional, puede haber más de consistencia de resultados y el operador debe conocer los análisis técnico y fundamental. Véase en esta publicación otras alternativas para aumentar patrimonio invirtiendo.

Medio y largo plazo

Echa un vistazo ahora otras formas de operar, de los diferentes tipos de trading que vimos anteriormente:

Medio plazo: las negociaciones con plazos mayores, de uno a cinco años. Es recomendable tener algo de experiencia en el mercado y las nociones de análisis técnico y fundamental.

Largo plazo: también conocido como Buy & Hold, incluye operaciones de cinco años para arriba. Son utilizadas por los inversores que buscan complementar su jubilación allí en adelante. Importante conocer el análisis fundamental.

Costos y riesgos

Tanto en la Bolsa como en el mercado de Divisas, el day trader manual necesita tener la suficiente disponibilidad de tiempo para negociar. Y, como hará varias operaciones por día, tendrá grandes costes con corretagens y otras tasas. Además, la incidencia del Impuesto de Renta para las operaciones day trade es mayor.

Day trader paga el 20% de IR al lugar de los 15% normales. Además de este punto en contra, aún es preciso lidiar con el riesgo diario de no poder comprar o vender sus activos.

Ya en el swing trade, las operaciones son más reducidas y, por lo tanto, el capital, los costos y los riesgos también son menores.

Fuera de eso, los movimientos de los gráficos son más fáciles de analizar, ya que existe un mayor (pero no mucho!) el tiempo para ello. Recuerde la importancia de gestionar el riesgo de manera adecuada, aplicar los stops a mano, seguir la estrategia y mantener la “cabeza fría’. Lo mismo vale para el position trade.

Facebook Commentarios