Invertir en Forex requiere un conocimiento del funcionamiento específico de este mercado, sino también conocer las estrategias de inversión específicamente adaptadas a este funcionamiento.

De hecho, se distinguen varios métodos diferentes, en función de sus necesidades y sus capacidades, pero también en función de las condiciones de mercado.

El Day Trading:

El Day Trading es un método de inversión muy apreciado por los inversores en el mercado Forex, ya que no requiere de mucha aptitud o conocimientos específicos.

El principio consiste en realizar un gran número de operaciones de pequeño tamaño en un solo y mismo día y cerrar todas sus posiciones hasta el final de la sesión. Por lo tanto, se acumula una gran cantidad de pequeñas ganancias que este modo de inversión es rentable.

Para tener éxito en la estrategia de Day Trading, usted debe utilizar alavancagens importantes. Por lo tanto, es esencial saber cortar sus pérdidas en el momento adecuado para que el total de sus ganancias supere el de las pérdidas. El nivel de riesgo es relativamente alto y debe actuar con prudencia y, sobre todo, reactividad.

Idealmente, usted debe retirar sus ganancias con menos de 2 o 3% de beneficio máximo y sobre todo cortar sus pérdidas antes de alcanzar el 10%.

El Carry Trade:

El método del Carry Trade es, a su vez, reservado para un público más experimentado, ya que es un poco más complejo. Consiste en utilizar, esta vez, a diferencia de la tasa de interés de las divisas entre sí para realizar una operación rentable, sin tener en cuenta las evoluciones del mercado.

En la práctica, termina siendo comprar una divisa con una tasa de interés baja para revendê de ella a cambio de una moneda con una tasa de interés superior.

Antes de aventurarse en esta estrategia de inversión, es necesario identificar en primer lugar qué monedas tienen tasas de interés altas o bajas, pero también debe tener en cuenta el valor del spread practicado por su agente para que sus ganancias no sean devorados.

Por otra parte, el Carry Trade requiere una inversión muy alta.

El Swing Trading:

La estrategia de Swing Trading es también un método de inversión ideal para los inversores principiantes, ya que no requiere ningún conocimiento específico, ni análisis avanzado. Su principio es muy simple, que consiste en especular sólo acerca de las tendencias.

Para tanto, y antes de todo, es necesario saber identificar las tendencias más marcados y más seguras del mercado. Después de eso, conviene tomar posiciones en el sentido de la tendencia a la mayor brevedad posible y cerrar sus posiciones antes de que comiencen a debilitarse.

Para realizar un buen Swing Trading, es interesante ver los soportes y resistencias en la cotización de los activos.

El Forex Scalping:

La estrategia de Forex Scalping se parece a punto por punto a la estrategia de Day Trading, con la diferencia de que aquí no es necesario cerrar todas sus posiciones al final del día.

Pero el principio general sigue siendo el mismo, porque se limite a realizar operaciones muy cortas en el sentido de la tendencia y sacar beneficios muy pequeños, pero en gran cantidad.

Allí también, el monto de su inversión debe ser suficiente para asegurar sus ganancias y debe utilizar un efecto de apalancamiento importante; por lo tanto, actuar con prudencia y cerrar sus posiciones ganadoras en el tiempo.

Conclusión:

En conclusión, y a pesar de diferentes tipos, todas las estrategias presentadas anteriormente son adaptadas a la inversión en Forex. Sin embargo, nada impide que desarrolle sus propias estrategias usando un poco de cada método. Recuerde que es sólo de entrenamiento que se convierte en un buen inversor.

Facebook Commentarios