Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el año pasado se registraron 18 millones de nuevos casos en todo el mundo, de los cuales un 23,4% en Europa.

cáncer

La prevención y la detección precoz del cáncer son importantes en la lucha contra la enfermedad, pero todavía hay síntomas que pasan desapercibidos. Tales como:

Pérdida de peso y apetito: en una fase temprana de la enfermedad, algunos tumores no presentan síntomas específicos, como algunos tipos de cáncer de páncreas o de pulmón. La pérdida de peso y apetito son los primeros signos que pueden llevar a un diagnóstico. Por lo tanto, si adelgaza sin dieta ni ejercicio, consulte a un médico.

Fatiga/ anemia: el cansancio y la somnolencia pueden tener causas muy distintas, pero en caso de anemia no debe perder el tiempo en Ir al médico. A pesar de estar asociada a enfermedades benignas o lagunas en la alimentación, la anemia es también un síntoma común de cáncer de estómago y tumores del intestino o de la sangre.

Sangre en las heces: es un síntoma común y muy valorizado en tumores gástricos, intestinos y recto. Pero la gente no está familiarizada con las diferentes formas que puede adoptar: las partículas pueden ser tan pequeñas que no son visibles, puede haber sangre roja viva y la sangre oscura casi imperceptible. Es importante estar atento.

Tos prolongada: en el caso del cáncer de pulmón, el aspecto más valorado es la sangre en la expectoración. En realidad, tener una tos seca e irritante que no pasa es razón suficiente para buscar un médico.

Líquido en el pezón: incluso en el cáncer de mama, sobre el que hay mucha información, existen lagunas que pueden ser importantes en algunos casos. Las mujeres están advertidas de la importancia de vigilar nódulos/bultos en la mama y la axila, pero están menos informadas sobre el líquido del pezón (secreción o escozor) o la reversión del pezón.

Seguro te interesa  Los grandes enemigos de los pulmones: el tabaco, el asma y la contaminación

Estas secreciones no deben devaluarse.

Incontinencia urinaria: cuando hablamos de cáncer de vejiga, la sangre en la orina es un síntoma muy valorado. La incontinencia, por otra parte, pasa desapercibida porque se considera algo normal para la edad (por ejemplo).

Dolor pélvico: el dolor pélvico persistente es uno de los síntomas menos valorados en tumores ginecológicos uterinos (cuerpo y cuello), ovarios y vulva.

Gingivitis: las gingivitis son un síntoma muy común en un subtipo de leucemia aguda e infecciones recurrentes.

Facebook Commentarios