Cuatro niños fueron rescatadas, este domingo, de la cueva donde estaban detenidas, en Tailandia, en una de las operaciones de rescate más complejas de que hay memoria.

Inicialmente, fuente del Ministerio de Defensa tailandés, citada por la agencia France-Presse, ha avanzado que seis de los 12 jóvenes detenidos en la gruta, ya habían sido salvos, confirmando, de resto, la información que ya había sido anunciada por un médico en el lugar. Sin embargo, más tarde, en conferencia de prensa, el responsable de las operaciones aseguraba que sólo cuatro niños estaban fuera de la gruta, habiendo sido remitidos al hospital. Ninguno se encuentra en estado preocupante, aseguró.

El responsable y gobernador de la región de Chiang Rai (donde se encuentra la gruta), Narongsak Osottanakorn, admitió que la operación “Es de más éxito del que yo esperaba. Todas las personas están felices”.

El rescate de la primera niña estaba programado para las 21 horas locales. Según el gobernador, los buzos de elite – 13 extranjeros y cinco tailandeses – entraron en la gruta a las 10 horas. La retirada de los chicos acabó por evolucionar de una forma más rápida de lo que se esperaba y las primeras salidas surgieron alrededor de dos horas más temprano.

De acuerdo con la periodista de Bangkok Florian Witulski, citada por la BBC, el orden con que los jóvenes están siendo retirados está teniendo en cuenta el estado de salud de los mismos.

Sin embargo, las operaciones de rescate fueron suspendidas. En las próximas 10 a 20 horas no habrá más intentos de rescate, confirmó el jefe de las operaciones, lo que justifica que se utiliza todo el oxígeno disponible.

La segunda parte del rescate comienza el lunes

El mayor general Chalongchai Chaiyakam afirmó que la operación de rescate de todas las víctimas puede tardar entre dos a cuatro días a ser llevada a cabo, “en función de las condiciones del tiempo y del agua”. Una reportera de la BBC cercana al lugar (los periodistas fueron retirados de la zona de la entrada de la gruta), dio cuenta de la fuerte precipitación registrada en las primeras horas de la operación en la zona, hablando en una verdadera “lucha contra el agua”.

La única forma de retirar los jóvenes, es por inmersión, a través de los pasajes oscuros y estrechas, llenas de agua fangosa y con fuertes corrientes, en un ambiente con poco oxígeno.

El pasado día 23 de junio, después de un partido de fútbol, los 12 jóvenes, con edades comprendidas entre los 11 y los 16 años, y su entrenador, de 25, fueron a explorar la cueva. Las inundaciones derivadas de las lluvias torrenciales bloquearon la salida y han impedido que los equipos de rescate encontraran el grupo durante nueve días.

Cincuenta buzos extranjeros y 40 buzos tailandeses están en este momento involucrados en la operación de rescate. Cada niño está siendo escoltada por dos buzos.

Facebook Commentarios