Connect with us
Alzheimer Alzheimer

Salud

Cómo prevenir la enfermedad de Alzheimer

Published

on

El medicamento para la enfermedad de Alzheimer aprobado por la FDA de los Estados Unidos no garantiza el tratamiento, pero puede retrasar el desarrollo de la enfermedad. Los investigadores advierten de la necesidad de mantener el cerebro sano siguiendo un conjunto de prevenciones.

Un nuevo medicamento para la enfermedad de Alzheimer pronto estará en el mercado, el primero en casi dos décadas. Pero algunos expertos dicen que la evidencia de los beneficios de la droga no es muy fuerte y temen un alto costo.

Alzheimer

Aún así, el anuncio de aprobación por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) ha ocupado los titulares de la prensa. Una atención que refleja que la demencia tiene en los pacientes, la familia y la sociedad, y la falta de opciones de tratamiento para la enfermedad.

Sin embargo, millones de adultos pueden reducir el riesgo de necesitar un medicamento como el aprobado por la FDA. Pero esto requiere trabajar con proveedores de atención primaria de salud y usar el poder de la prevención para mantener el cerebro sano de las personas.

En esta línea de prevención, expertos como Deborah Levine de la Universidad de Michigan publicaron recientemente una guía para proveedores de atención primaria de salud y una declaración científica de la Asociación Americana del Corazón.

La gente teme la enfermedad de Alzheimer, dijo Deborah Levine. Es estratégicamente importante ayudar a las personas a entender que pueden prevenir o ralentizar la demencia futura al tomar medidas específicas que ahora pueden motivarlas a aumentar sus comportamientos saludables con un efecto positivo.

El primer paso es reconocer que el riesgo de demencia es mayor entre las personas con factores de riesgo modificables como depresión, hipertensión, sedentarismo, diabetes, obesidad, hiperlipemia, mala alimentación, tabaquismo, aislamiento social, consumo excesivo de alcohol, trastornos del sueño y pérdida de audición.

El segundo paso es ayudar a los pacientes a tomar medidas para reducir el riesgo de demencia usando medicamentos, hacer un cambio de estilo de vida y otras intervenciones. La disminución de la presión arterial, el azúcar en la sangre, el colesterol, el consumo de tabaco y alcohol, los síntomas de depresión y el índice de masa corporal y el aumento de la actividad física, la ingesta de alimentos saludables y las conexiones sociales pueden reducir el riesgo de demencia en el futuro.

Décadas de investigación han demostrado que esto, aunque el tamaño del efecto varía dependiendo del factor de riesgo en cuestión.

“La demencia no es inevitable”, dijo Deborah Levine de la Universidad de Michigan Health, y agregó: “Hay cada vez más evidencia de que las personas pueden mantener una mejor salud cerebral y prevenir la demencia siguiendo comportamientos saludables y controlando los factores de riesgo vascular.”

Estas estrategias pueden ayudar a preservar la función cognitiva y reducir el riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, dijo Deborah Levine, quien dirige el Programa de Investigación de Cognitive Health Services y da la bienvenida a los pacientes en el Frankel Cardiovascular Center.

Nunca es demasiado tarde para empezar a trabajar en el control de los factores de riesgo cognitivos, porque “no tenemos tratamientos que detengan la demencia, por lo que es importante proteger la salud del cerebro.”

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias