Connect with us
Cómo los ovnis llegaron a ser tomados más en serio por los EE.UU. Cómo los ovnis llegaron a ser tomados más en serio por los EE.UU.

Extrarealidades

Cómo los ovnis llegaron a ser tomados más en serio por los EE.UU.

Published

on

¡Clickear Stars!
(Votos: Promedio: )

Un tema hasta hace poco clasificado como teoría de la conspiración o broma ha sido seriamente debatido en Washington: la existencia de objetos voladores no identificados (ovnis).

Cómo los ovnis llegaron a ser tomados más en serio por los EE.UU.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha reconocido la veracidad de tres videos en los que pilotos se encuentran con objetos no identificados —Foto: Departamento de Defensa de Estados Unidos/BBC

En los últimos meses, un tema hasta hace poco descartado como teoría de la conspiración o broma ha sido debatido seriamente en Washington: los objetos voladores no identificados (ovnis).

En medio de las recientes declaraciones de militares, funcionarios de inteligencia y políticos demócratas y republicanos sobre lo que llaman fenómenos aéreos no identificados (UAP), las expectativas de la publicación en las próximas semanas de un informe que detalle lo que el gobierno de Estados Unidos sabe sobre estos fenómenos están creciendo.

El jueves (3), el periódico “The New York Times” y otros vehículos de los medios de comunicación anticiparon que, según fuentes anónimas de los servicios de inteligencia, una versión confidencial del informe indica que no se encontró evidencia de “actividad extraterrestre”, pero tampoco excluye esta posibilidad definitivamente.

El documento se elaboró tras analizar más de 120 episodios en las últimas dos décadas en los que pilotos militares -la mayoría de ellos estadounidenses, pero también algunos de otros países- observaron objetos no identificados durante sus vuelos.

Según fuentes entrevistadas por el New York Times, la mayoría de estos casos “no se originan en ninguna tecnología avanzada del gobierno estadounidense”. Esto indicaría que estos objetos no son parte de algún programa secreto del gobierno.

Pero el documento no ofrece ninguna explicación sobre cuáles serían estos objetos. Una de las posibilidades citadas por medios estadounidenses es que al menos algunas de ellas son tecnología experimental de países rivales como China o Rusia.

La versión final del informe está prevista para el 25 de junio. A pesar de ser dado a conocer al público, el documento probablemente tendrá un anexo aún confidencial por razones de seguridad nacional.

La determinación de hacer pública la información sobre el tema fue incluida en un paquete de medidas aprobadas por el Congreso en diciembre del año pasado. El Departamento de Defensa y la oficina del Director de Inteligencia Nacional recibieron seis meses para presentar un “análisis detallado de datos e inteligencia sobre fenómenos aéreos no identificados”.

El informe también debe incluir detalles sobre cómo este tipo de información será recopilada y analizada por los servicios de inteligencia y cómo se debe estudiar el tema a partir de ahora. Una de las preocupaciones citadas por el Congreso es que los objetos son tecnología de otros países y que los adversarios han adquirido capacidades aeroespaciales que podrían representar una amenaza para los Estados Unidos.

En agosto del año pasado, el Departamento de Defensa ya había anunciado la creación de un grupo de trabajo, bajo el liderazgo del Departamento de la Marina, con la misión de “detectar, analizar y catalogar UAPS que potencialmente podrían representar una amenaza para la seguridad de los Estados Unidos”.

Este anuncio se produjo pocos meses después de que el Departamento de Defensa confirmara la veracidad y autorizara la publicación de tres videos que mostraban la reacción de pilotos militares al avistamiento de objetos no identificados. Estas grabaciones, fechadas en noviembre de 2004 y enero de 2015, ya habían sido filtradas y circuladas en internet pero, hasta entonces, sin confirmación oficial.

Puntos Destacados del Artículo))))

‘Sin explicación’

El hecho de que un objeto no esté identificado no significa que sea alienígena, y muchos de los fenómenos reportados por los pilotos militares pueden ser drones, globos meteorológicos o incluso un resultado de problemas de sensores. Pero otros son más difíciles de explicar.

“Lo que es cierto, y ahora lo digo muy en serio, es que hay imágenes y registros de objetos en los cielos que no sabemos exactamente cuáles son. No podemos explicar cómo se movieron, su trayectoria. No tenían un patrón fácilmente explicable”, dijo el expresidente demócrata Barack Obama el mes pasado en una entrevista con el presentador James Corden.

Cómo los ovnis llegaron a ser tomados más en serio por los EE.UU.

Los objetos vistos por los pilotos podrían ser drones o globos — Foto: Departamento de Defensa de EE. UU. / BBC

El presidente Joe Biden bromeó sobre la declaración de Obama y evitó dar declaraciones más específicas, pero su portavoz, Jen Psaki, dijo que la administración “lo toma muy en serio e investiga cada uno de los informes de incursiones de cualquier avión, identificado o no, en nuestro espacio aéreo”.

En las últimas semanas, el debate sobre los ovnis, durante décadas considerados tabú, ha ido ganando fuerza y amplia cobertura en la prensa estadounidense, incluyendo una larga historia en la revista The New Yorker, una de las más prestigiosas del país, y un especial sobre “60 Minutos” de CBS.

“No creo que podamos permitir que el estigma nos impida tener una respuesta a una pregunta tan fundamental”, dijo el senador republicano Marco Rubio a “60 Minutes”, señalando que mientras algunos de sus colegas en el Congreso están “muy interesados”, otros se ríen de ello.

“Quiero que esto se tome en serio y que haya un proceso para tomar esto en serio”, dijo Rubio, quien es vicepresidente del Comité de Inteligencia del Senado. “Tal vez hay una explicación muy simple… tal vez no”.

John Ratcliffe, director de Inteligencia Nacional durante la administración de Donald Trump, dijo en una entrevista con Fox News en marzo que “hay muchos más casos de los que se dan a conocer al público” de objetos no identificados observados en “acciones que son difíciles de explicar, movimientos difíciles de replicar, para los que no tenemos tecnología”.

El año pasado, John Brennan, quien dirigía la CIA (la agencia central de inteligencia de Estados Unidos) en la administración Obama, dijo en una entrevista en un podcast que pensaba que era “un poco presuntuoso y arrogante creer que no hay otra forma de vida en ningún lugar del universo”.

En abril de este año, Robert James Woolsey, quien fue director de la CIA en la década de 1990, le dijo al sitio web black vault que ya no es “tan escéptico como lo era hace unos años” sobre los ovnis.

Woolsey citó el hecho de que fenómenos inexplicables sorprendieron a pilotos militares experimentados. En una declaración a “60 Minutos”, los pilotos de la Marina de los Estados Unidos informaron que habían avistado aviones que tenían movimientos, aceleración, capacidad de cambiar de dirección y sumergirse nunca antes visto.

Uno de ellos, el piloto retirado Ryan Graves, informó que su escuadrón comenzó a encontrar objetos no identificados en el espacio aéreo sobre el estado de Virginia a partir de 2014, cuando se modernizó el sistema de radar del caza, y que hay informes de otros pilotos en situaciones “cotidianas” en los últimos años.

Uno de los episodios grabados en video ocurrió en 2004, cuando dos cazas de la Marina encontraron un objeto blanco de forma ovalada del tamaño de un avión comercial frente a la costa de San Diego en el Océano Pacífico. El objeto tenía muy alta velocidad y fue capaz de detenerse de repente. “No hay movimiento o trayectoria predecible”, dijo el piloto retirado Alex Dietrich, quien estaba en uno de los cazas.

Cambio de tono

Algunos de los episodios de encuentros entre combatientes militares y ovnis ya habían sido reportados en una portada publicada en 2017 por el New York Times que, según los entusiastas, marcó el comienzo del cambio de tono de los medios sobre el tema.

Además de incluir videos e informes sobre reuniones de pilotos militares con ovnis, el informe trajo por primera vez la admisión del Pentágono sobre la existencia de un programa dedicado al estudio de estos fenómenos.

Ese programa comenzó en 2007, cuando el entonces senador demócrata Harry Reid, entonces líder de la mayoría en el Senado, aseguró la liberación de 22 millones de dólares para financiar lo que se conoció como el Programa avanzado de identificación de amenazas aeroespaciales. Reid representó al estado de Nevada, donde se encuentra el llamado Área 51, una instalación de la Fuerza Aérea donde se realizan pruebas secretas.

“Hasta hace poco, muchos pilotos militares temía la posibilidad de represalias por reportar fenómenos aéreos no identificados”, escribió Reid recientemente en un artículo de opinión en el New York Times.

Según Reid, este tabú puede “socavar la seguridad nacional y obstaculizar las oportunidades de progreso técnico”. “Nunca he tratado de probar que hay vida más allá de la Tierra. Pero si la ciencia demuestra que existe, no tengo ningún problema con ello”, escribió Reid.

El cambio de tono en Washington es también el resultado de años de esfuerzos de algunos entusiastas sobre el tema. El activista político Stephen Bassett es uno de los principales nombres, con operaciones en la zona desde 1996.

“Mi trabajo principal es hacer que el gobierno de Estados Unidos finalmente confirme la presencia de extraterrestres”, dijo Bassett en una entrevista con BBC News Brasil. “Es lo que llamamos revelación, con mayúscula”.

Bassett cree que el momento actual representa el fin de lo que él llama el “embargo de la verdad” sobre los ovnis. Cuestiona la información anticipada por la prensa estadounidense de que una de las explicaciones en el informe que se publicará sería que algunos de los objetos no identificados tienen tecnología avanzada de otros países.

“Estados Unidos tiene la tecnología militar más avanzada del mundo. Todo el mundo en el Pentágono lo sabe”, dice. “La única explicación para miles de episodios de este tipo desde 1947 es extraterrestre”.

La fascinación del público por los ovnis es antigua, y ha habido informes de supuestos encuentros desde la década de 1940. En ese momento el gobierno incluso estudió estos fenómenos, temiendo que pudieran ser armas de enemigos soviéticos. En las décadas de 1950 y 1960, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos dirigió un programa para analizar los informes de los ovnis. De los 12.000 casos analizados hasta el final del programa en 1969, más de 700 no pudieron ser explicados.

Pero fue solo hace unos años que los pilotos militares estadounidenses comenzaron a hablar más abiertamente sobre episodios del tipo que presenciaron, mientras que algunos políticos y funcionarios de inteligencia también comenzaron a mostrar públicamente interés en el tema.

“Este solía ser el tipo de cosas que terminaron una carrera”, dijo a sitio ”Político” el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Podesta, cuyo interés en el tema ha estado sucediendo durante décadas. “Eso ha cambiado claramente, lo cual es bueno”.

Futuro

Para Bassett, el cambio se produjo a partir de 2017, con el anuncio de la creación de un grupo no gubernamental llamado “To the Stars Academy of Arts & Sciences”. Bassett señala que muchos de los miembros del grupo habían trabajado en el complejo militar o de inteligencia de los Estados Unidos.

Pronto los videos y declaraciones de personal militar sobre encuentros con ovnis comenzaron a ser cubiertos por la prensa, en un movimiento que fue ganando fuerza hasta que, el año pasado, el Departamento de Defensa reconoció la autenticidad de algunos de los videos y anunció el grupo de trabajo para analizar estos fenómenos.

Bassett señala que la cobertura de prensa y el hecho de que algunos testigos militares se hicieron públicos inicialmente disminuyeron el estigma y el riesgo para otros que querían seguir el mismo camino y hablar abiertamente sobre sus experiencias.

El activista dice que esperaba que la publicación del informe condujera a audiencias en el Congreso, a las que asistieran testigos militares, y un futuro anuncio del presidente estadounidense sobre “la presencia de extraterrestres que interactúan con la raza humana”.

No todo el mundo comparte este punto de vista, y el nuevo interés en los ovnis atrae a muchos críticos. Algunos consideran que financiar este tipo de programa es un gasto innecesario y una estrategia del Pentágono para aumentar su presupuesto.

Otros, como Mick West, creador de un foro para desmentir teorías conspirativas, creen que la explicación de los vídeos de estos supuestos objetos está en simples detalles técnicos, como los ajustes de la cámara.

Pero la encuesta de Gallup de 2019 indica que el 68% de los estadounidenses piensa que el gobierno sabe más sobre los ovnis de lo que admite públicamente. Según la encuesta, el 33% cree que algunos de estos objetos son aviones de otros planetas.

 

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias