La impotencia sexual es la incapacidad y dificultad para tener O mantener una erección del pene que permita tener una relación sexual.

impotencia sexual

Cuando este estado se manifiesta en al menos el 50% de los intentos de tener contacto sexual, es posible que haya algún problema y se recomienda que consulte a un médico urólogo si la situación persiste.

Por desgracia, se trata de un problema que puede afectar a los hombres a cualquier edad, pero es más común en las personas de 50 a 80 años y que afecta no sólo a la vida sexual, sino también a la salud psicológica.

Los principales síntomas

Además de la dificultad para conseguir O mantener una erección del pene en más del 50% de los intentos, es importante estar atento a estos síntomas de aviso.:

– Dificultad para tener O mantener una erección;

– Erección menos rígida y más flácida;

– Reducción del tamaño del órgano sexual;

– Dificultad para mantener contacto íntimo en algunas posiciones sexuales;

– Mayor necesidad de concentración y tiempo para conseguir la erección;

– Disminución del pelo corporal y del número de erecciones espontáneas al despertar;

– Eyaculación rápida o precoz;

– Alteración o deformación en el órgano genital.

Además, la impotencia sexual también puede deberse a enfermedades que no parecen estar relacionadas, como la enfermedad vascular periférica, que puede causar impotencia debido a la dificultad que tiene la sangre para pasar a las extremidades inferiores del cuerpo, como piernas, pies y órganos sexuales.

No dude en consultar con un médico si cree que está sufriendo algún tipo de disfunción eréctil.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  ¿Vino, amigo o enemigo?