El entorno empresarial es cada vez más joven y se encuentra con un jefe más joven es cada vez más común. Lo que viene ocurriendo, dicen los expertos, es que el mercado de trabajo, ya sea en el área que sea, es ávido de nuevas ideas y eso los jóvenes tienen de sobra. “Ellos normalmente tienen el cuchillo en los dientes”, bromea José Augusto Minarelli, presidente de la Lens & Minarelli, consultoría especializada en transición de carreras.

Él explica que es común a la joven salir de la universidad, polla un máster o un MBA para prepararse para los desafíos de la carrera, incluso quedando apto para ocupar puestos de liderazgo. “Ellos pueden no tener mucha edad, pero tienen la madurez profesional y son impulsados por la innovación. Y eso es lo que el mercado quiere”, analiza.

Por otro lado, la experiencia de años de trabajo en una misma empresa ya no es vista con buenos ojos. “A pesar del amplio conocimiento de la rutina del trabajo y de las personas del equipo, muchas veces lo que parece es el alojamiento delante de lo nuevo, de lo inesperado”, comenta Minarelli. Y es precisamente en esas ocasiones en que un joven puede aparecer en el camino del profesional más viejo. Y cuando esto sucede, ¿qué hacer?

3 consejos para enfrentar un jefe más nuevo

1 – El profesional más viejo debe considerar al joven como jefe. “En ese caso, es necesario colocar en la posición de subordinado y mostrar total interés en estar comprometido con los resultados esperados por el nuevo líder. Independiente de la edad, esta relación de colaboración es beneficiosa en cualquier entorno de trabajo”, afirma.

Seguro te interesa  Seguro de vida más barato

2 – Es necesario reconocer el talento y las habilidades del joven jefe. “Después de todo, él llegó hasta el actual puesto también por su capacidad de gestionar personas.”

3 – Según Minarelli, cualquier cambio en el ambiente de trabajo la causa de la incautación. En el caso del jefe más nuevo, este dilema es inevitable. “Es un momento para evaluar la carrera y retirar de su experiencia formas de ayudar a que el nuevo líder en la consecución de los resultados esperados. Y el más viejo, en ese camino, puede ser una pieza fundamental para el éxito”, analiza.

El más nuevo frente al más viejo

El desafío de quien llega como jefe en una nueva empresa o a un cargo de liderazgo en el actual empleo es altamente motivador. Y para los jóvenes, más aún, un reconocimiento de talento ya en el inicio de la carrera.

Pero como en el entorno profesional no tiene una tarea fácil, afrontar el día a día frente a un profesional más viejo puede traer inseguridad.

En esta situación, dice Minarelli, lo recomendable es tener una buena relación con su compañero de trabajo, ya que será él quien te puede dar soporte en la toma de decisiones.

La regla general, sin embargo, señala el consultor, es construir un ambiente de trabajo saludable. “Valorar a las personas, reconocer sus capacidades y habilidades, ir en busca de objetivos comunes y lograr resultados son los valores insertados en cualquier entorno de trabajo, independiente de la edad o la madurez profesional. La felicidad esta relación es uno de los elementos más importantes”, concluye.

Facebook Commentarios