dominio

Los negocios digitales que se dan exclusivamente por internet pueden ser sencillos o de tanta complejidad como requieran. Esto produce un retardo en los procesos internos que requieren administrar todos los componentes y factores de forma eficiente. En este caso hablaremos del nombre, un elemento identificador pero que comprende muchos más aspectos relacionados al éxito y al cumplimiento de los objetivos.

Si bien el proceso de naming es algo trivial para muchos proyectos, la realidad es diferente para los proyectos de enorme envergadura. Esto se da por la gran consideración que se tiene en cuenta a la hora de elegir un nombre provechoso, llamativo y memorable. Algo que puede marcar cierta diferencia entre éxito y fracaso, o por lo menos en la velocidad de éxito de un servicio o negocio por internet.

También se relaciona con el correspondiente elemento en el mundo de internet, por supuesto que estamos hablando del nombre de dominio web, un factor más que importante ya que transmite valores intangibles y de índole social como la confianza y el profesionalismo.

 

Comenzando por el nombre clave:

Los proyectos necesitan ser diferenciados de otros. Esta necesidad se satisface con un nombre, pero ¿cómo podemos empezar a hablar de cierto proyecto si el proceso de nombramiento o naming es más largo y debe hacerse de forma cautelosa?

Simplemente debemos utilizar un nombre clave. No debe invertirse mucho esfuerzo en esto ya que cuando esté listo el nombre final, deberá ser cambiado por el correspondiente y por supuesto, postergar todos los planes de marketing y promoción hasta que el nombre definitivo esté listo.

Para este primer paso existen incluso generadores de nombres de proyectos, los cuales podrás utilizar para iniciarlo sin demoras. Puedes generar varios nombres y elegir el que más te guste.

Seguro te interesa  WhatsApp avisará sobre mensajes reenviados

 

El proceso de selección:

dominio

No existe una sola forma de elegir un nombre para tu proyecto o empresa, pero deberás tener en cuenta una serie de factores que podría ser determinante en el éxito del cumplimiento de los objetivos. Estos factores están relacionados a cuestiones psicológicas y de comportamiento social, por lo que pueden estar sujetos a cambios al variar de país en país y con las condiciones sociales inmediatas.

 

#1: Los nombres prohibidos:

Dentro de cada cultura hay ciertas palabras y nombres que, por alguna razón histórica, se consideran ofensivas o de mal gusto. Es importante poner especial atención a esto, elegir ciegamente de forma total o parcial alguna de estas, es un boleto seguro al fracaso.

Debes por lo tanto investigar adecuadamente la cultura o segmento de la sociedad a la cual está destinado el proyecto. Esto se cumple especialmente cuando el proyecto se lanzará en un país diferente del de origen.

#2: El mensaje:

Podrías pensar que un nombre simplemente es un identificador, pero no lo es. Las personas damos una enorme importancia a los nombres y muchos de nuestros juicios de valor se basan en estos.

Por lo tanto, antes de elegir un nombre al azar, conviene seleccionar el mensaje primario e inmediato que se intenta transmitir, y en base a esto se tendrá una herramienta fundamental y útil para evaluar las propuestas de nombres con mayor objetividad.

#3: Los sonidos:

Por supuesto que el lenguaje coloquial se basa en sonidos y por lo tanto la forma de cómo suena un nombre es importante para que sea memorable. Los sonidos pueden categorizarse de cierta forma que nos resulten suaves, melódicos y una infinidad de características. Notar cómo suenan los nombres propuestos para el proyecto es relevante para evaluar la correspondencia entre estos parámetros y lo que se intenta transmitir.

Seguro te interesa  Preguntas difíciles: ¿Cómo Facebook Investigar las Amenazas Cibernéticas y la Información de las Operaciones?

#4: La abstracción:

Una vez moldeada la idea junto con los componentes anteriores, el siguiente paso es pasar por un proceso de abstracción. Con esto nos referimos a un empaquetado de los mensajes dentro del nombre, de forma tal que dejen de ser tan evidentes.

Actualmente hay una variedad de marcas y nombres que no respetan este paso. Algunos expertos podrían estar de acuerdo o en desacuerdo, pero vale la pena aclarar esta discrepancia existente en este ámbito. En general y de forma tradicional este paso se realiza.

#5: El nombre de dominio:

Una vez seleccionado el nombre definitivo, deberás proceder sin demora a registrar el dominio correspondiente. Para esto lo conveniente es que sea lo más exacto posible en coincidencia. Además, el dominio de nivel superior debe ser el correcto, los dominios .com son los más populares, pero también existen los .org que se avocan a las organizaciones sin fines de lucro, .net para aplicaciones relacionadas con internet y una variedad nueva que puedes probar siempre y cuando no sacrifique la confianza del futuro visitante.

Recuerda que el nombre de dominio estará presente tanto en el sitio web como en otros elementos secundarios como direcciones de email y subdominios. La apariencia profesional y las características para mejorar el factor de memoria son fundamentales en esta etapa.

Facebook Commentarios