El dolor muscular es un síntoma frecuente que puede tener diversas causas, pero que por lo general puede tratarse con reposo, estiramientos y masajes. Sin embargo, cuando es frecuente o muy intenso, puede ser necesario el uso de remedios como el Miosan, por ejemplo, según indicaciones médicas.

La mejor manera de evitar el dolor muscular es el de la prevención y para eso se recomienda que las personas realicen actividades físicas regularmente, así como estiramientos, además de mantener un estilo de vida saludable, evitando fumar, consumir bebidas alcohólicas y disminuir el consumo de azúcar, por ejemplo.

Como hacer el tratamiento

El tratamiento para el dolor muscular debe ser hecho según el grado de dolor y de todo la zona que se trate, siendo recomendado ir al especialista en caso de que el dolor sea frecuente y aumente de intensidad a lo largo del día, para que sea hecho el diagnóstico y, así, se inicia el tratamiento.

Tratamiento natural

El tratamiento natural para el dolor muscular consiste en tomar un baño con agua caliente, ya que estimula los músculos, aliviando el dolor; hacer el masaje con óleos o vinagre, alargar el músculo.

Es importante mover el músculo para evitar la formación de cicatrices en el músculo y la rigidez progresiva. La in-movilización sólo debe ser hecha cuando es indicado por el médico y, normalmente, esto se realiza cuando la extensión de la lesión responde por el dolor muscular. Además otros tratamientos caseros para el dolor muscular.

Alternar compresas frías y calientes en el lugar del dolor también es una opción para aliviar los dolores musculares, ya que mientras que el hielo es capaz de disminuir el dolor y la hinchazón del lugar, la compresa caliente puede relajarse en el músculo. Saber cuando usar la compresa fría o caliente.

Además de ello, el alivio del dolor muscular puede ser alcanzado por medio del auto-masage con un rollo rígido de espuma, que se puede encontrar en tiendas de productos deportivos, de rehabilitación o en internet. Para hacer el auto-masaje, sólo hay que poner el rollo en la región de dolor y deslizar utilizando el peso de su propio cuerpo. Los efectos promovidos por el rollo son rápidamente percibidos y acumulativos. Vea cómo usar el rodillo de espuma para auto-masage para tener el máximo de beneficios.

Tratamiento con remedios

El tratamiento con medicamentos es normalmente indicado por el cirujano ortopédico cuando el dolor es intenso y frecuente, puede ser conveniente el uso de relajantes musculares, medicamentos analgésicos, como el Paracetamol y la Dipirona, o medicamentos anti-inflamatorios, como el Ibuprofeno, la Nimesulida y el Naproxeno.

Ungüentos para el dolor muscular

Además de remedios que pueden ser recomendados para alivio a los dolores musculares, el médico puede recomendar el uso de pomadas, que deben ser pasadas sobre la región de dolor. Las cremas más adecuadas para el dolor muscular sólo el Calminex, Gelol y el Diclofenaco, también conocido como Voltaren o Cataflan, que son pomadas anti-inflamatorias.

El uso de las pomadas debe ser orientado por el médico, pero normalmente se recomienda que la pomada se aplica de 2 a 3 veces al día con movimientos circulares en la región en que se siente el dolor. En caso de que el dolor no pase lo mismo con el uso de pomadas, es recomendado volver al médico para que se realicen nuevos exámenes y, así, se ha determinado que la causa del dolor y se inicia otro tipo de tratamiento.

Principales causas de dolor muscular

El dolor muscular puede ocurrir debido a varias situaciones y la intensidad del dolor varía de acuerdo con el lugar en el que está sucediendo, la causa y los síntomas. La causa más común de dolor muscular es el de la distensión o estiramiento del músculo debido al ejercicio físico intenso, como el fútbol, por ejemplo.

Además de las causas relacionadas con la práctica de la actividad física, el dolor muscular puede ocurrir debido a dolencias en los huesos, como la osteomielitis, artrosis, embarazo y modificación de la hormona,inflamación en el nervio ciático, varices o problemas circulatorios, habiendo dolor en los músculos del muslo, la pierna o pantorrilla.

En caso de dolor muscular en el hombro, la espalda y los brazos, por ejemplo, puede ser causado por la mala postura, ansiedad, estrés, tendinitis, dolencias degenerativas o problemas en la columna, como hernia de disco, por ejemplo.

En caso de que el dolor muscular sea frecuente y empeore con el tiempo, es recomendable que sea busque un ortopedista para identificar la causa del dolor y, por tanto, ser iniciado el tratamiento.

 

Facebook Commentarios