La reducción de la polinizadores en el mundo entero viene sucediendo en niveles de miedo en las últimas décadas– y los seres humanos parecen que no se han dado cuenta de la importancia de estos seres para garantizar la seguridad alimentaria global. Las abejas son responsables por la polinización de para tener la oferta mundial de alimentos. De los 100 tipos de cosechas que alimentan el 90% de la población global, 70% son polinizados por ellos.

A pesar de eso, por desgracia, en las dos décadas que pasaron entre 1985 y 2005, el número de abejas mielíferas en Inglaterra, por ejemplo, disminuyó de 54%, la mayor caída de Europa. Afortunadamente, por otro lado, la tecnología puede dar una opción para aumentar las posibilidades de vida de esta especie.

El Oráculo y el The World Bee Project anunciaron una iniciativa de inédita para facilitar la comprensión de la desaparición de las abejas y la protección de la especie.  El nuevo programa utiliza la tecnología en la nube para comprender los hábitos de las abejas.

Se llama “The World Bee Project Hive Network”, el proyecto recoge datos a partir de una red de colmenas conectadas. A continuación, los datos serán enviados para el sistema Oracle Cloud y evaluados con herramientas de analytics como inteligéncia artificial (IA) y visualización de datos para dar a los investigadores nuevas información sobre la relación entre las abejas y el medio ambiente.

Por medio del proyecto, los investigadores pudieron “escuchar” a las abejas – analizar los datos acúturismo complejos captados dentro de las colmenas inteligentes, incluyendo los movimientos de sus alas y patas. Con el auxílio de otras medición de alta precisión – incluyendo la temperatura, la humedad y la producción de la miel – los investigadores podrán supervisar los enjambres de cerca, detectar estándarización y predecir comportamientos.

Así, los conservacionistas y apicultores podrá proteger a las colonias y evitar, por ejemplo, la enxaminacin en la época equivocada o protegérlas contra depredadores como la aterradora avispa asiática. Los datos tendrán que informar a los apicultores sobre las diferentes condiciones de las colonias a lo largo del año para ayudar en el manejo de las colmenas.

“La protecciónn de las abejas y de otros polinizadores puede ayudar en la solución de problemas relacionados a la pobreza y el suministro global de alimentos, así como en la reducción de la pérdida de la biodiversidad y de los daños a los ecosistemas”, explica Sabiha Rumani Malik, fundadora y presidenta ejecutiva de The World Bee Project CIC.

El proyecto, según ella, será concientizar cada vez más personas sobre la importancia de la conservación de los polinizadores, además de permitir búsquedas avanzadas y en gran escala. “Cuanto más aprendemos acerca de las relación entre polinización, los alimentos y el bienestar humano, mayor será nuestro compromiso con la protección de las abejas y de otros polinizadores. Así, ayudaremos en la protección del planeta y de ellos mismos”, completa.

Para John Abel, director de proyectos de Oracle Cloud, “la tecnología está cambiando las reglas de las iniciativas de conservación”. “Con el uso de la tecnología de la nube, el World Bee Project tendrá por primera vez acceso a la información global y actualizada sobre la salud de las abejas. Los investigadores tendrán las informaciones necesarias para trabajar junto a los gobiernos y a apicultores para frenar el declínio del número de abejas en todo el mundo”, señala.

 

Facebook Commentarios