Una investigación realizada por investigadores de la prestigiosa Universidad de Harvard, en los Estados Unidos, advierte que las ciudades más contaminadas registran una tasa de mortalidad mayor como consecuencia de Covid-19.

Covid-19

Los investigadores han examinado los datos de 3.080 condados, que representan el 98% de la población de los Estados Unidos, y han constatado que los lugares con valores más elevados de contaminación atmosférica, cuantificados mediante la detección de partículas finas, el PM 2.5, están correlacionados con una tasa de mortalidad más elevada debido a la infección por el nuevo coronavirus, que causa la enfermedad de Covid-19.

La referencia de medida PM 2.5 consiste en partículas muy finas de sólidos o líquidos que se encuentran en la atmósfera. Las principales fuentes de contaminación que provocan la proliferación de partículas son la combustión de combustibles fósiles procedentes de fábricas, Automóviles y transporte público.

El estudio reveló que si en la zona de Manhattan, en la ciudad de Nueva York, se hubiera producido una reducción significativa de los niveles de contaminación en las dos últimas décadas, se habrían producido 248 muertes menos como consecuencia de la infección por el nuevo coronavirus.

Los investigadores estiman que, por término medio, una persona que vive en un municipio con altos niveles de PM 2.5 tiene un riesgo un 15% mayor de morir víctima de Covid-19 en comparación con una persona que vive en un lugar con menor nivel de contaminación.

Estos datos son extremadamente importantes para que las autoridades de salud pública decidan cómo distribuir recursos, como máscaras, ventiladores y respiradores, a medida que la pandemia se extiende y mata cada vez más.

Seguro te interesa  La Stevia, Super efectiva contra obesidad, la diabetes y el apetito

“Los resultados demuestran la importancia de seguir aplicando las regulaciones existentes sobre la contaminación atmosférica para proteger la salud humana durante y después de la pandemia de Covid-19”, escribieron los autores del estudio.

Facebook Commentarios