Pedro Cavadas, cirujano plástico español, reconstruyó una separación entre la columna vertebral y la pelvis a un paciente de 28 años de edad, que quedó cuadripléjico a los nueve años.

Wilmer Arias, que fue operado por el equipo de Pedro Cavadas en el Hospital de Manises, en Valencia, se quedó cuadripléjico debido a una “lesión grave producida por un arma de fuego”, que tendrá gracias al paciente a permanecer en cama durante los últimos años, a consecuencia de complicaciones en la zona lumbar.

De acuerdo con el diario español “20 minutos”, el joven de 28 años fue alcanzado por una “bala perdida”, cuando estaba en casa de los abuelos, con los que vivía. Estuvo dos meses y medio en coma, período en el cual ha desarrollado varias úlceras. Todas han cerrado, excepto la del sacro, un hueso situado en la base de la columna vertebral, que se “complicó”.

En 2015, tuvo que dejar el trabajo y los estudios y pasó casi dos años, acostado y con dolores. Cuando le dijeron que no había posibilidad de realizarse una cirugía, el joven perdió la esperanza.

Hasta que apareció Pedro Cavadas. El equipo ha procedido a una cirugía en la que logró reconstruir la columna vertebral del paciente y volver de la unir a la pelvis a través del uso del peroné, un hueso situado en la parte inferior de la pierna.

Wilmer sigue abajo, pero ahora “puede sentarse y retomar su vida”. “Gracias a este acuerdo la Fundación Hechas y del centro hospitalario, este joven guatemalteco puede continuar su vida en una silla de ruedas con una ligera movilidad de los brazos y las manos”, dijo un portavoz del hospital.

El joven va a usar un corsé durante seis meses para que la columna quede derecha y se adapte a la nueva posición. En los próximos días, Wilmer va a regresar a Guatemala, donde tiene previsto concluir los estudios en Administración y Dirección de Empresas y hacer un máster en Marketing Digital.

El cirujano une a esta cirugía exitosa a una serie de otras intervenciones de las cuales ya es conocido. En marzo, Pedro Cavadas ha reimplantado la mano derecha de un infante de marina del Ejército de los Estados Unidos, que sufrió un accidente en Cartagena cuando estaba a bordo de un submarino.

Facebook Commentarios