No requieren anestesia ni la introducción de un instrumento en el organismo del paciente.

Hacer ejercicio y tener una alimentación equilibrada a veces no es suficiente. En casos más complicados de grasa localizada o flacidez, los tratamientos no invasivos pueden dar buenos resultados, aunque no tan visibles y permanentes.

grasa localizada

Velasmooth: es un tratamiento que mejora la flacidez de la piel del cuerpo y utiliza equipos tecnológicos que combinan radiofrecuencia, vacuoterapia, infrarrojos y masaje. Reduce el volumen, la celulitis y modela el cuerpo.

Carboxiterapia: Consiste en la aplicación de inyecciones de dióxido de carbono medicinal en la piel para eliminar la celulitis, estrías, grasa localizada y también para eliminar la flacidez de la piel. Además, estimula la producción de colágeno, devuelve la firmeza y la piel lisa.

Mesoterapia: aplicación de inyecciones en las zonas tratadas con sustancias que estimulan la microcirculación sanguínea, eliminando toxinas, contrarrestando la retención de líquidos y reduciendo la grasa almacenada.

Drenaje linfático manual: Combate la retención de líquidos y la celulitis. Las presiones leves e indoloras de este masaje descongestionan los vasos linfáticos, activan el sistema inmunológico y promueven la desintoxicación del organismo.

Dirección LPG: combina la succión y la acción simultánea de dos rollos monitorizados. La micro-circulación se activa, lo que facilita la lipólisis o la eliminación del agua de los tejidos, así como la estimulación de los fibroplastos, las células responsables del tejido conjuntivo y la producción de todo tipo de fibras proteicas, como el colágeno y la elastina.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Lávate el pelo como un profesional. Conoce los trucos