Si se asusta cada vez que el smartphone se queda sin batería, conozca las recomendaciones de Neffos sobre los hábitos para un uso responsable.

teléfono móvil

Ya sea en el metro, en los restaurantes, en casa o en la calle, usamos el teléfono en todas partes. El smartphone ya está tan integrado en nuestra vida cotidiana que se presenta casi como una extensión de nuestro brazo.

Ya no podemos ver la vida sin la comodidad de tener toda nuestra información concentrada en un único dispositivo, así como sin acceder a la diversión que las aplicaciones ofrecen.

Si es de los que se asustan cada vez que el smartphone se queda sin batería, si tiene insomnio o necesita tocar la pantalla cada dos minutos, conozca las recomendaciones de Neffos sobre hábitos saludables para un uso responsable del teléfono móvil.:

1. Problemas de sueño o fatiga ocular.

Durante una hora después de despertar, no es conveniente ver correos electrónicos, mensajes de SMS o publicaciones de redes sociales, a menos que sea absolutamente inevitable. Como una hora antes de acostarse, conviene apagar todos los dispositivos como portátil y tablet para que los ojos descansen de la luz de las pantallas.

Leer un libro, escribir o pasear son actividades que ayudan a desconectar la mente de las actividades cotidianas y a mejorar la calidad del sueño. Para ello, también es recomendable activar el modo de vuelo o modo nocturno en el smartphone para que no reciba notificaciones durante la noche y para que el usuario pueda relajarse y descansar.

2. Vida social sin celular.

La película perfecta desconocida hizo de este escenario algo popular, pero la verdad es que es una práctica común en reuniones de amigos. Pon todos los teléfonos en el centro de la mesa. Quien coja el equipo primero, paga la cuenta.

Seguro te interesa  ¿Quieres tener una vida larga? Entonces deshazte de estas bebidas.

Es un detalle que nos permite concentrarnos en el momento y en nuestros amigos, con los que compartimos buenas conversaciones y horas divertidas.

3. Nueva ubicación para el dispositivo.

Lo ideal es establecer un lugar permanente para el smartphone, a la vista y al alcance, pero que evite que siempre esté con él cerca. Esta medida reduce la sensación de dependencia y la necesidad de comprobar periódicamente el equipo.

4. Personalice las notificaciones.

Establecer un sonido diferente para cada tipo de mensaje permite definir diferentes urgencias. Con esta acción, es posible diferenciar temas de trabajo de personal o destacar asuntos urgentes, evitando así la necesidad de comprobar la pantalla en cada nueva notificación.

5. Meditación.

Para evitar el tecnopress que afecta a tantos usuarios, conviene vaciar la mente y relajarse de vez en cuando. Relajarse, respirar, escuchar música tranquila y establecer una conexión entre el cuerpo y la mente es una práctica saludable que nos ayuda a centrarnos en el momento y el lugar en que estamos.

Además, crear una rutina con este ejercicio libera la tensión que acumulamos durante el día.

Facebook Commentarios