Sí, perder peso no es fácil. Después de todo, hay que cambiar una serie de hábitos que engordan (a menudo sin saberlo) y a los que ya estamos acostumbrados.

engordar

Por lo tanto, antes de empezar a cambiar a un estilo de vida más saludable, hay que saber cuáles son los hábitos que engordan, que se ha demostrado que contribuyen al aumento de peso y que deben evitarse.

Eliminar los hidratos de carbono de la dieta

A pesar de que se les considera los principales culpables de la obesidad por varias dietas, eliminar los carbohidratos de la alimentación no es inteligente, ya que nuestro organismo los necesita para obtener energía.

La solución entonces es adquirir el nutriente a través de las fuentes adecuadas. Prefiera opciones más saludables que también contengan fibras, como granos enteros, vegetales, frutas y judías. Deje de lado los granos refinados, como dulces, refrescos y alimentos altamente procesados, que además de causar aumento de peso, provocan diabetes, cáncer y enfermedades coronarias.

Hacer dietas muy restringidas

No necesita dejar de comer todo lo que le gusta y entrar en una dieta muy restrictiva para perder peso. Además de ser poco realistas y casi imposibles de cumplir, estos planes pueden privar al organismo de los nutrientes que necesita.

A la hora de elegir un plan de alimentación, elija uno que sea realista y que pueda seguir a largo plazo. La mejor opción es consultar a un nutricionista.

No saber el número de calorías consumidas diariamente

Una de las principales causas del aumento de peso es consumir más calorías que quemarlas y almacenarlas en exceso en el organismo. De ahí la importancia de intentar registrar el número de calorías ingeridas durante las comidas. Quien quiera perder peso debe establecer una cantidad límite que puede consumirse al día y no dejar de anotar todo lo que come para no extrapolar la cuenta.

Seguro te interesa  Zanahoria, avena y otros 4 alimentos que ayudan a controlar el apetito

Para ayudar, puede escribir todo lo que come en un diario alimentario o usar aplicaciones en su teléfono, como My Fitness Pal y Fat Secret, que ayudan a contabilizar las calorías ingeridas diariamente.

Comprar sin una lista

La planificación es fundamental en el proceso de adelgazamiento y las compras del supermercado no deben excluirse de esta organización. En otras palabras, escriba en papel todo lo que necesite comprar.

Por lo tanto, no corre el riesgo de “perderse” en el supermercado y terminar en la sección de chocolates o pastelería.

Usar platos grandes para hacer las comidas

El tamaño del plato que usamos durante las comidas puede influir en la cantidad de alimentos que comemos y, por tanto, hacer que consumamos más o menos calorías. Prueba de ello es un estudio publicado en el periódico científico Journal of Nutrition que revela que el tamaño de los platos y de las porciones de las comidas envasadas en los Estados Unidos es un 25% mayor que en Francia, donde la tasa de obesidad es menor.

Además, Otra investigación mostró que el 54% de los estadounidenses admiten comer todo lo que ponen en su plato. Por lo tanto, si tiene platos y tazones muy grandes en su despensa, la sugerencia es cambiarlos por versiones más pequeñas.

De esa manera evitará comer más de lo que debe y no sentirá que está comiendo menos, ya que al controlar las porciones el plato no se quedará con espacios vacíos.

Facebook Commentarios