Cinco elefantes se ahogaron en la madrugada del sábado, buceando en una cascada en el sur de Tailandia, mientras intentaban salvar a un cachorro que había caído al agua.

elefantes

En un video compartido en las redes sociales se pueden ver los cuerpos de algunos animales en las aguas de la cascada, ubicada en el Parque Nacional Khao Yai, y otros tratando, a toda costa, de llegar a una zona segura.

Además de los cinco elefantes adultos que murieron, la cría fue hallada muerta por las autoridades ya esta mañana.

Esta no es la primera vez que algo así sucede en esta peligrosa cascada, llamada Haew Narok (caída del infierno, en portugués). En 1992, ocho elefantes fueron encontrados muertos en sus aguas.

Las autoridades están ahora preocupadas por el resto de la manada, ya que los elefantes suelen “llorar” y caer cuando pierden a uno de los suyos.

Hell’s Fall fue temporalmente cerrada después del accidente.

En Tailandia sólo hay 7.000 elefantes, la mayoría en cautividad.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  El gobierno alemán confirma que el ataque en la sinagoga tiene una motivación antisemita.