Varios investigadores, incluidos los portugueses, han comprobado por primera vez que una de las estrellas alrededor de un agujero negro “supermasivo” en el centro de la Vía Láctea se mueve como se prevé en la teoría de la Relatividad General de Einstein, ha sido divulgada hoy.

Einstein

La estrella es la S2, que forma parte de un conglomerado estelar que existe alrededor del agujero negro Sagitario a, situado a 26.000 años luz del Sol y que tendrá cuatro millones de masas solares.

Según el Observatorio Europeo del Sur, que opera el telescopio en Chile con el que se hicieron las observaciones y que hoy ha publicado en comunicado los resultados de la investigación, la órbita de esta estrella tiene la forma de una roseta y no la de una elipse, como prevé la clásica teoría de la gravitación del físico Isaac Newton de 1687.

“Descubrimos que el movimiento de una estrella alrededor de ese agujero negro no es una órbita cerrada, es decir, no es un camino en el que el final y el principio son el mismo punto, descrito periódicamente”, dijo a Lusa uno de los investigadores portugueses implicados en el estudio, Paulo García, del Centro de Astrofísica y Gravitación (Centra) del Instituto Superior Técnico, en Lisboa.

Según Paulo García, que también enseña en la Facultad de ingeniería de la Universidad de Oporto, la órbita de la estrella S2 “es un camino Tipo figura roseta”, una “órbita abierta, compatible con la relatividad general” publicada por el físico Albert Einstein en 1915.

Los resultados de la investigación, que implicó realizar mediciones precisas de la órbita de la estrella durante unos 30 años a partir de las observaciones realizadas con el telescopio VLT, se publicaron en la revista Astronomy & Astrophysics. El trabajo movilizó a un equipo científico internacional, en particular de Portugal, Francia y Alemania.

Seguro te interesa  Nasa celebra 30 años del telescopio Hubble con imagen inédita

Además de Paulo García, participaron los investigadores de Centra Antonio Amorim y Vítor Cardoso.

El equipo portugués participó en las más de 330 mediciones de la posición de la estrella, que completa una órbita cerca de Sagitario a al cabo de 16 años, pero también en el “diseño y construcción” de un componente de un instrumento del telescopio VLT que permite “obtener imágenes del medio ambiente cerca del agujero negro”, anticipó Antonio Amorim, citado en un comunicado del centro.

A Lusa, Paulo García explicó que la órbita de la estrella S2, una de las más cercanas al agujero negro Sagitario a, “está asociada al mecanismo físico denominado precesión”, que, en este caso, “está vinculada a la deformación del espacio-tiempo por el agujero negro”.

La deformación del espacio-tiempo causada por un agujero negro, cuerpo extremadamente denso y oscuro en el centro de las galaxias de las que nada escapa, ni siquiera la luz, es descrita por la teoría de la Relatividad General de Einstein.

“El efecto de la deformación del espacio-tiempo es ‘puro’ y da un tirón extra a la estrella en el punto más cercano del agujero negro, haciendo que la órbita no vuelva al punto inicial y realice la figura de roseta”, señaló Paulo García.

Según el profesor, la teoría de la gravitación clásica, a diferencia de la moderna de Einstein, “es incapaz de explicar este fenómeno sin invocar un tercer cuerpo (que sería un segundo agujero negro) o una nube de materia oscura masiva que se desconoce”.

Sin embargo, para el investigador, “por espectacular que sea la relatividad general, la mayoría de los físicos creen que esta no es la última teoría de la gravedad”.

Seguro te interesa  Paleontólogos descubren evidencias del día en que los dinosaurios murieron

“Probar la teoría [de Einstein] en el límite de la curvatura inmensa del espacio-tiempo que es la región cerca del horizonte del agujero negro “supermasivo” (Sagitario a) en el centro de la galaxia [Vía Láctea] es una forma de llegar a esa nueva física”, sostuvo.

Por eso, los científicos quieren profundizar sus estudios midiendo la órbita de la estrella S2 con mayor precisión, buscando estrellas en órbitas más cercanas a Sagitario A y analizando lo que desencadena las explosiones alrededor del agujero negro.

Facebook Commentarios