China ha declarado hoy que la guerra comercial bilateral iniciada por el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, con aranceles punitivos y sanciones contra empresas chinas, es “terrorismo económico”.

China

“Estamos en contra de la guerra comercial, pero no le tememos”, declaró el viceministro chino de Asuntos Exteriores, Zhang Hanhui, en una conferencia de prensa.

“Nos oponemos firmemente a este recurso sistemático a las sanciones comerciales, a los aranceles y al proteccionismo. Esta incitación premeditada de un conflicto comercial es terrorismo económico, chovinismo económico y acoso económico en estado puro”, advirtió.

La declaración del responsable chino surgió en un momento en el que China se muestra cada vez más ofensiva ante lo que consideraba presiones intolerables de Washington.

La guerra comercial entre las dos potencias se ha intensificado desde que Washington aumentó, a principios de este mes, los aranceles punitivos sobre los productos chinos.

Donald Trump reforzó también la presión sobre el gigante de las telecomunicaciones chino Huawei, “número dos” mundial de los smartphones y líder planetario de las redes móviles de quinta generación (5G).

En nombre de la seguridad de los Estados Unidos, una ley prohíbe desde el año pasado a las administraciones federales comprar equipos y servicios del grupo, o trabajar con terceras empresas que sean clientes de Huawei.

La administración de Trump también prohibió a las empresas estadounidenses vender tecnología a Huawei, poniendo en peligro el suministro crucial para el gigante chino de componentes electrónicos producidos en los Estados Unidos.

“El unilateralismo y el acoso crecen y afectan gravemente a las relaciones internacionales y a los principios fundamentales”, subrayó Zhang Hanhui.

“Este confilto comercial tendrá también un impacto negativo importante en el desarrollo y la recuperación de la economía mundial”, advirtió el responsable chino.

Seguro te interesa  Copa Libertadores de América: celebrar la victoria en el lugar del que han ganado independencia

Ante el ataque de Trump, los medios de comunicación y los responsables políticos chinos han lanzado la amenaza de reducir las exportaciones de tierras raras a los Estados Unidos, lo que podría privar a las empresas estadounidenses de un recurso esencial para las tecnologías punta.

China asegura más del 90% de la producción mundial de este conjunto de 17 metales, indispensables para la fabricación de ‘smartphones’, pantallas de plasma, vehículos eléctricos, pero también de armamento.

Facebook Commentarios