Cerca de 4.000 policías fueron asignados este miércoles a la final de la Copa de Los Libertadores, que se va a disputar el sábado entre el Flamengo, de Jorge Jesús, y River Plate, en Lima, capital del Perú.

Copa Libertadores

La policía está en “alerta máxima” y “la seguridad para la final de la Copa de Libertadores está totalmente garantizada”, aseguró Herbert Ramos, jefe de la policía de Lima, a France Presse, antes de un juego para el que se esperan más de 20.000 aficionados brasileños y argentinos. La operación policial también contará con helicópteros y drones.

El Estadio Monumental de Lima tiene una capacidad de 80 000 espectadores. La capital peruana acoge a la final de la Copa Libertadores por primera vez desde que la competición se estableció en 1960, luego de la decisión de la Conmebol de no organizar el partido en Santiago debido a la crisis social que existe en Chile.

Esta es la segunda vez en dos años que la final se ha cambiado a una nueva ubicación. El año pasado, la segunta etapa de la final entre River Plate y Boca Junior tuvo que jugarse en el Santiago Bernabéu de Madrid debido a escenas de violencia en Buenos Aires cuando llegó el equipo xeneize.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Pelé desafía a Ronaldo