Mi madre siempre me dice que el inteligente no se mete en cosas de “vivos”, que robar es malo, en cualquier caso, asi sea por placer como los cleptómanos o por necesidad, caso de las personas que muchas veces pasan hambre solas o con sus hijos…

Cada pueblo tiene el gobierno que se merece, eso decía Winston Churchill allá por el siglo pasado, pero yo me pregunto ahora ¿Realmente merecemos ser gobernados por hipócritas, ladrones y farsantes? O es que siempre tendremos congresistas con amigos imaginarios de colegio, con gustos por flores importadas, e inclusive, apasionados al fútbol que prefieren comprar televisores de 43″ en lugar de destinar los tributos a obras de interés social. A veces, pienso que no… Luego pongo la mirada en la realidad, y mi respuesta es otra.

“El peruano no es inteligente, es vivo”,”Es juerguero, es ocioso, le gusta lo fácil”; ese es el concepto que tienen afuera, lastimosamente nos hemos ganado muchos adjetivos negativos, por la delincuencia, corrupción, falta de educación, etc.

Y es ahí, en lo más oscuro de nuestra sociedad, donde se vislumbra quizá un rayo de esperanza…

La gente está cansada, está harta… y esta reaccionando. Hay una marcha preparada para este Jueves en contra de lo malo que se hace en el Parlamento, la gente cada día piensa más en soluciones y no sólo ve el problema, la gente se apoya entre sí y aun así, estamos tan lejos de campeonar en la lucha contra la corrupción, de ganarle un partido a la delincuencia, de “sacarle la vuelta” a la viveza, es difícil, cumpliremos en el 2021 recién 200 años como República y hemos pasado por tanto: Caudillos Militares, Guerras, Golpes de Estado, Dictaduras y Terrorismo (sin incluir que hemos cambiado de constitución 12 veces).

Es difícil, pero no imposible.

Porque todos podemos luchar por un país mejor, por un futuro mejor, quizá no para nosotros… Pero si para las futuras generaciones, para que no pasen lo que se vivió antes… Bien lo dicen “Aquel que no conoce su historia, está condenado a repetirla”.

A veces miro la realidad y me doy cuenta de como estamos, a veces… miro el Perú y me doy cuenta que le hace falta mucha ayuda… Pero siempre miro la realidad, el Perú… y veo un rayo de esperanza.

Facebook Commentarios