Ahora, un nuevo estudio encabezado por el estudiante de doctorado en epidemiología Gauri Desai, de la Escuela de Salud Pública y profesiones sanitarias de la Universidad de Buffalo, en Estados Unidos, sugiere que, además de sabrosos, los dos ingredientes son capaces de reducir el riesgo de cáncer entre las mujeres puertorriqueñas.

cebolla y ajos

“Descubrimos que la ingesta combinada de ajo y cebolla, muy común entre las mujeres puertorriqueñas, está asociada con un riesgo reducido de cáncer de mama”, dijo Desai.

Y los números corroboran la línea del investigador. Las mujeres que consumieron sofrito más de una vez al día tuvieron una reducción del riesgo del 67% en comparación con las que nunca comieron la delicatessen. El estudio fue motivado por pruebas científicas anteriores, que ya mostraban los beneficios de la cebolla y el ajo en la protección del cáncer.

El investigador explica que Puerto Rico era el lugar perfecto para el estudio porque las mujeres consumen más cebolla y ajo que en regiones de Europa y Estados Unidos. “Estudiar mujeres puertorriqueñas que consumen mucha cebolla y ajo como el sofrito fue único”, resaltó.

Desai explicó también que la elección de Puerto Rico se debió también a las tasas más bajas de cáncer de mama en la población comparadas con las tasas del continente americano. “Eso la convierte en una población importante para estudiar”, añadió.

¿Por qué las cebollas y el ajo son “armas” contra el cáncer?

La investigadora y autora principal del estudio Lina Mu explicó que los dos ingredientes son ricos en flavonoles y compuestos organosulfarios, que señalan propiedades anticarcinogénicas en seres humanos, así como en animales, según los experimentos.

Seguro te interesa  Científicos japoneses utilizan control remoto para controlar un perro

El estudio se realizó entre 2008 y 2014 con 314 mujeres con cáncer de mama y 346 para control. Fueron incluidos en el estudio de control de caso que lleva el nombre de la diosa puertorriqueña de la fertilidad, Atabey.

Facebook Commentarios