Connect with us
tiburones tiburones

Ciencia

Catástrofe cósmica pudo haber aniquilado tiburones prehistóricos gigantes

Published

on

La explosión de estrellas hace 2,6 millones de años puede haber contribuido a la extinción masiva que barrió los océanos prehistóricos de la Tierra, eliminando criaturas como el tiburón gigante conocido como Megalodon.

tiburones

Partículas cósmicas de estas supernovas cubrieron la superficie del planeta Tierra de tal manera que pudieron haber causado cáncer en grandes criaturas marinas. Entre las muertes aparentes, se encontraba el Megalodon, un Tiburón del tamaño de un autobús de hoy en día.

La teoría fue presentada por Adrian Melott, un físico de la Universidad de Kansas, Estados Unidos. “No hay una buena explicación para la extinción de la megafauna Marina”, dijo, citado por The Independent. “Esta podría ser una. Es este cambio de paradigma – sabemos que ha ocurrido algo y, cuando ha ocurrido, por primera vez podemos profundizar y buscar las cosas de una manera definitiva”.

Para llegar a esta hipótesis, Melott se basó en su conocimiento de supernovas históricas y pruebas del impacto que tuvieron en la Tierra. Los antiguos depósitos en el lecho marino de isótopos de hierro-formas radiactivas de hierro-proporcionaron una pista crucial.

Las conclusiones se publicaron en la revista Astrobiology el 12 de diciembre. Melott dijo que no había otra forma de que estos materiales llegaran a la tierra, excepto por explosiones de supernova.

Más apoyo vino de la estructura del universo circundante. La Tierra está cerca de algo llamado “burbuja Local” – una enorme región de gas caliente y denso que los astrónomos creen que es el resultado de una serie de explosiones de supernovas – la explosión de estrellas que han alcanzado el fin de su vida. Debido a la estructura de esta burbuja, es posible que la Tierra haya sido bañada por rayos cósmicos.

Durante este tiempo, las partículas llamadas “múons” habrían caído en gran número en la superficie del planeta. Muóns-partículas elementales similares a electrones muy pesados-penetran profundamente a las criaturas vivas, incluidos los humanos, y son responsables de aproximadamente una quinta parte de la dosis de radiación que recibimos.

Normalmente, esto no sería un gran problema. Sin embargo, al aumentar la exposición a los muones, los investigadores consideran que la radiación podría haber provocado un aumento de las tasas de mutación y cáncer. Los animales más grandes podrían haber sido especialmente sensibles, ya que se verían afectados por una mayor dosis de radiación.

“Estimamos que la tasa de cáncer aumentaría en un 50% para algo del tamaño de un ser humano – y cuanto más grande, peor sería”, dijo Melott. Esto podría explicar por qué el Megalodon, así como un tercio de otras grandes criaturas del mar, no pudo sobrevivir en la siguiente época de la historia del planeta, el Plistoceno.

Los sucesos de extinción masiva están relacionados con cambios climáticos drásticos. Aunque los rayos cósmicos que bombardean la atmósfera también pueden estar ligados a un clima cambiante, los autores admiten que ésta es “una afirmación controvertida”.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias