Caso Trilce:  ¿Quién repara la muerte del joven escolar?

0
84

 

Ante los hechos ocurridos en el colegio Trilce, donde acaeció la muerte de un estudiante de dieciséis años y donde otro alumno fue herido en la pierna producto del impacto de la fatídica bala, se deberá tener mucho cuidado al momento de analizar estos hechos, pues en primer lugar las autoridades tendrán que determinar si el padre del menor infractor, como propietario del arma, cumplió con su deber de garante o con su deber de cuidado de mantener el arma de fuego fuera del alcance de un menor de edad; “si el padre no cumplió con este deber de cuidado, el mismo padre podría estar expuesto a una imputación de homicidio culposo, lo que haría volcar el giro de las investigaciones hacia el padre de familia, sin perjuicio que el menor tendrá que ser sometido a una investigación fiscal, con el tratamiento diferenciado que le asiste por ser menor de edad, y en ese ámbito de investigación, determinar si actuó con dolo o sin él”.

Asimismo, sería desproporcionado enviar al joven infractor a un centro de rehabilitación de menores, en la medida que, si bien es cierto hay una muerte, aparentemente este menor no habría tenido la voluntad de quitarle la vida a su compañero de clases. En tal sentido existen otros mecanismos para los menores de edad como son la asistencia psicológica y un monitoreo social y educativo que gradúe su evolución de responsabilidad.

Se debe dar un trato diferenciado a los menores infractores de la ley, más aún si éstos no tuvieran antecedentes de otras infracciones”. (Iván Torres La Torre, abogado penalista)

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  ¿Es necesario el diálogo entre Estado, empresas mineras y comunidades?