Connect with us
cáncer de riñon cáncer de riñon

Salud

Cáncer de riñón: los síntomas que necesita saber

Published

on

0
()

El cáncer de riñón es dos veces más común en hombres que en mujeres y se diagnostica principalmente entre la 6a y la 8a década de vida (mediana de edad a los 64 años). No hay pruebas de detección para el cáncer de riñón y el tabaquismo, la obesidad y la presión arterial alta se reconocen como factores de riesgo.

cáncer de riñon

Hay casos de cáncer de riñón en personas sin factores de riesgo conocidos y también casos de enfermedad con una causa genética (hereditaria) como la enfermedad de Von-Hippel-Lindau (mutación del gen VHL). En esta última condición, se debe considerar la evaluación y el asesoramiento familiar por parte de un equipo médico más completo, que incluya un urólogo y un genetista.

¿Qué síntomas debemos tener en cuenta?

La mayoría de los cánceres de riñón no dan síntomas. De hecho, la mayoría se detectan, casi accidentalmente, como masas sólidas, en pruebas de imagen realizadas en un contexto de rutina o solicitadas para estudiar otras quejas, como la ecografía o la TC, por lo que el seguimiento médico regular es especialmente importante en la detección temprana de esta enfermedad.Hay, sin embargo , una tríada de síntomas que, cuando se presentan juntos, son altamente sugestivos de cáncer de riñón y deben motivar la consulta médica: dolor y la aparición de una masa palpable en la región lumbar y sangre en la orina. También pueden presentarse síntomas como pérdida de peso sin causa aparente, pérdida de apetito, anemia, fiebre y fatiga, más frecuentes en casos de enfermedad avanzada.

En caso de sospecha de antecedentes y examen clínico, se deben realizar análisis de sangre (hemograma y estudio bioquímico con función renal, hepática y ionográfica) y análisis de orina. Como exámenes de imagen, se pueden realizar ecografías, TC o resonancia magnética.

Junto con el uso más frecuente de pruebas por imágenes, ha sido posible diagnosticar cáncer de riñón en un estadio de enfermedad localizada (65%); con menos frecuencia, tienen diseminación regional (17%) o enfermedad metastásica (16%).

Para un diagnóstico definitivo, se puede realizar una biopsia renal, guiada por ultrasonido o TAC (introducción de una aguja a través de la piel para recoger una muestra de tejido de la masa renal) con posterior análisis del material por anatomía patológica; sin embargo, a menudo el diagnóstico definitivo se establece después del tratamiento quirúrgico, que es preferible.

Antes de poder definir el tratamiento adecuado para cada situación, es necesario realizar exámenes para determinar la extensión del cáncer de riñón y si ya está en un estado avanzado con compromiso de otros sitios distantes (metástasis en los ganglios linfáticos, pulmón, hígado, hueso). Este proceso se denomina Estadificación y debe realizarse mediante TC toraco-abdomino-pélvica, RM abdominal y, eventualmente, gammagrafía ósea. De esta manera se define el estadio de la enfermedad.

¿Qué opciones de tratamiento existen?

El equipo médico multidisciplinario discutirá conjuntamente el mejor enfoque terapéutico. La mayoría de los cánceres de riñón se tratan con cirugía de extracción de tumor renal (nefrectomía): parcial, cuando se extirpa la parte donde se encuentra el tumor; o total, cuando se extirpa todo el riñón. Si hay riesgo quirúrgico y tumores menores de 4 cm, otras opciones posibles son la criocirugía y la ablación por radiofrecuencia.

Cuando el cáncer de riñón tiene metástasis (en el diagnóstico o después de la cirugía) está indicado el tratamiento médico con terapias diana (que actúan directamente sobre el proceso de crecimiento de las células malignas) e inmunoterapia. En estos casos, el seguimiento debe ser asegurado por médicos oncólogos, más especializados y diferenciados en el uso de estos tratamientos. Cabe señalar que, en particular en los últimos 6 años, se han producido grandes avances con el uso de la inmunoterapia con un aumento significativo en el tiempo de supervivencia y la calidad de vida de los pacientes.

¿Y después del tratamiento?

Después del tratamiento inicial y no se requiere tratamiento médico después de la cirugía, los pacientes permanecen en seguimiento. En las consultas médicas, de frecuencia variable según la etapa, se revisan la historia clínica, los síntomas y el examen físico. Se han programado exámenes y se han reforzado las recomendaciones para la adopción de un estilo de vida saludable que incluya la cesación del tabaquismo, el apoyo nutricional, el ejercicio físico, el control de la presión arterial y la supervisión periódica por el médico de familia como forma de prevención.

Facebook Commentarios

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias