El colega y amigo, Eloy Jauregui, hace una reflexión importante “CADE, debió ser el gran foro del diálogo: Estado y Empresa. Pero es lo contrario. Un té de tías”.

CADE

Yo agrego, de que nos sirve la Conferencia Anual de Ejecutivos CADE 2019 cuyo objetivo es impulsar el debate sobre los avances y retos pendientes que tiene el Perú, al igual que la importancia de la institucionalidad, la competitividad y la lucha contra la corrupción, si al final el Perú sigue igual?

Nos crean el cuento que hay una nueva elite de lideres empresariales a la cabeza del gremio interiorizados con la responsabilidad social y no dan cabida al blindaje? Un CADE mas grande que la “Concha” del Campo Marte.

Hablar de tanta belleza: como crear retos como si estuvieran pintando la Gioconda o dando los últimos toques a Madame Bovary, de ” Pinocho” hablando de honradez, de lucha contra la corrupción caiga quien caiga? Jajaja!

Al termino de CADE, políticos, empresarios y autoridades se van en su auto con chófer que les espera en la puerta en donde los demás no pueden aparcar.

Y entre entre tragos se olvidan que plantearon sus magníficas y elevadas intenciones para dialogar sobre la inversión, competitividad, desarrollo, democracia, corrupción, su compromiso con el Perú, con la clase trabajadora.

Nadie de traga ese cuento. Claro, las guaripoleras o taloneras -en términos del espectáculo – pero que, en realidad, son sobones o ayayeros de Vizcarra, dimensionan todo, los hueveras maquillan y dicen que todo está bien, que Vizcarra hizo bien en cerrar el Congreso, que va por el camino correcto aún apareciendo en estampitas inaugurando proyectos o cualquier huevada.

Seguro te interesa  Adiós Petrozzi, la ópera terminó.

Ellos tienen la razón y nosotros no, así que callao boca o te cortamos la cabeza como Hugó Coya…

Facebook Commentarios
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político