Explorador estadounidense rompió el récord mundial de buceo: bajó 10.927 metros por debajo de la línea del mar, en el fondo de la fosa de las Marianas, en el Pacífico. Descubrió nuevas especies marinas, pero también encontró plástico y basura humana.

lugar más profundo de la Tierra

Casi 11 kilómetros de profundidad. Además de nuevas especies de animales, el explorador estadounidense Victor Vescovo descubrió también una bolsa de plástico, envolturas de caramelos y rocas de colores vibrantes. ¿Son químicos?

Victor Vescovo bajó al punto más profundo del planeta Tierra en el sumergible “el factor límite”. Al entrar en la depresión Challenger, el equipo cree haber descubierto cuatro nuevas especies de crustáceos, similares a camarones.

En la expedición, que tuvo lugar el 1 de mayo, Vescovo y el equipo hicieron cinco buceos en 12 horas. También se han lanzado medios robóticos sobre el terreno para explorar las inmediaciones del lugar.

“He visto cosas muy interesantes en el fondo”, dijo el norteamericano al final del buceo, citado por la BBC.

“Es casi indescriptible el entusiasmo de todos nosotros por haber logrado lo que acabamos de hacer. Este sumergible y su nave nodriza, junto con el equipo de expedición extraordinariamente talentoso, llevaron a la tecnología marina a un nuevo nivel ridículamente superior de buceo en la zona más profunda y más dura del Océano”, comentó el estadounidense.

lugar más profundo de la Tierra

El sumergible en el que el explorador se sumergió tiene cabina con control de presurización, 4,6 metros de largo y 3,7 metros de altura, capacidad para dos personas y fue construido por Tritón Submarines.

Durante la expedición, se vieron pepinos de mar y formaciones rocosas “de colores vibrantes”, que, sin embargo, pueden ser depósitos químicos, admite el investigador.

El viaje formó parte de una misión titulada “Five Deeps Expedition”, cuyo objetivo es realizar mapas detallados de los cinco puntos más profundos de los océanos.

Sin embargo, el éxito de la expedición quedó marcado por el descubrimiento de basura humana. Además de algunos animales, el equipo recuperó una bolsa de plástico y varios envoltorios de caramelos en el punto más profundo del planeta Tierra.

Los científicos analizarán a los animales para ver si tienen en su sistema microplástico un problema cada vez más común entre las especies marinas.

“Muchos científicos creen que los océanos pueden mostrarnos nuevas especies de vida con características bioquímicas únicas que podrían desbloquear nuevos materiales y medicamentos. Entender cómo la vida existe en estas profundidades extremas puede ayudarnos a entender cómo surgió la vida en la Tierra y cómo podría desarrollarse en otros planetas. Y los geólogos marinos pueden aprender cómo se mueve la corteza terrestre, lo que puede ayudar a entender los terremotos y cómo se generan los tsunamis“, comentó Victor Vescovo, el más reciente recordista de las profundidades oceánicas.

Además de la Fosa de las Marianas, en el Pacífico, en los últimos seis meses Victor Vescovo y su equipo realizaron inmersiones en la fosa de Puerto Rico, en el Océano Atlántico (8.376 m / 27.480 pies), en la fosa de South Sandwich en el Océano Antártico (7.433 m / 24,388 pies) y en Java Trinchera en el Océano Índico (7,192 m / 23,596 pies).

En agosto de 2019 espera llegar a las profundidades del Océano Ártico, una zona conocida como Molly deep.

 

 

 

Facebook Commentarios