El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, ha considerado este miércoles que la serie de bombas enviadas a altas figuras relacionadas con el Partido Demócrata y la CNN hicieron parte de un “acto de terrorismo”.

En este momento, la amenaza fue contenida y el responsable de la ciudad afirmó que los neoyorquinos pueden regresar a su vida normal. “No nos sentimos intimidados”, aseguró en una comunicación a los periodistas.

A pesar de la amenaza parece haber sido contenida, la policía de Nueva York está de prevención en varios puntos de la ciudad norte-americana.

Las autoridades estadounidenses interceptaron en las últimas horas “paquetes sospechosos”, que contiene artefactos explosivos destinados a Hillary Clinton y Barack Obama, dos días después de que una bomba artesanal ha sido encontrada en la residencia del multimillonario George Soros.

Facebook Commentarios