El gobierno transitorio ha presentado una propuesta que abre el camino a nuevas elecciones, pero sin fijar una nueva fecha, y acusa a Evo Morales de “terrorismo. Las protestas no se ralentizan.

Bolivia

El Gobierno de transición de Bolivia envió al Parlamento un proyecto de ley que prevé la anulación de las presidenciales del 20 de octubre, teñidas por la sospecha de fraude, y la elección de nuevos miembros del Tribunal Supremo Electoral, en sustitución de los que fueron arrestados después de la salida de Evo Morales de la presidencia. Son los primeros pasos para la convocatoria de nuevas elecciones, como prometió la Presidenta en funciones Jeanine Áñez.

Sin embargo, el Gobierno de Añez no ha presentado una fecha para nuevas elecciones en su propuesta. Y continúan las protestas contra la toma del poder por la derecha profundamente conservadora y con gestos que agravaron las fracturas económicas y raciales bolivianas – cerca del 60% de la población se define como de origen indígena.

Este jueves, un grupo popular de El Alto, la segunda ciudad boliviana más grande, en las afueras de la Paz, y la mayor ciudad de América Latina habitada en su mayoría por población de origen amerindio, pretende bajar a la capital, vestido de luto, en una manifestación con los ataúdes de los ocho manifestantes de la comunidad asesinados por la policía en los enfrentamientos de los últimos días, dice el periódico La Razon.

“Todos los barrios de la ciudad de El Alto se han puesto de acuerdo, todos sin excepción”, informa el periódico boliviano. “Vamos a bajar vestidos de negro para que toda la prensa internacional y nacional sepa que este gobierno mató a nuestros hermanos”, dijo un miembro de la comunidad.

Seguro te interesa  Francia y China firman acuerdos de 13 500 millones. Macron lanza astillas a los Estados Unidos

La Fiscalía acusó a siete personas por el crimen de “terrorismo” por el robo de una fábrica de hidrocarburos en la zona de Senkata, donde murieron estas ocho personas.

El Gobierno intenta acusar al presidente saliente, Evo Morales, de organizar protestas y bloqueos que dejaron varias ciudades sin combustible ni alimentos, incluso estando en México, que le dio asilo político.

El ministro Arturo Murillo publicó el miércoles una grabación de audio que dice tener la voz de Evo Morales coordinándose con un líder local en Bolivia, movimientos a cercos y bloqueos que dejaron sin alimentos a varias capitales estatales.

Para el Gobierno de Añez, estas son pruebas de que Morales practica “terrorismo”. “Ese es Evo Morales, ese es el humilde campesino en el que su pueblo creyó. Este es Evo Morales haciendo terrorismo”, afirmó Murillo, quien anunció que se está preparando una queja internacional en las “instancias correspondientes”.

El número total de muertos en la violencia postelectoral es de 32, la mayoría en los últimos diez días, y ha hecho llamamientos para investigar las violaciones de los derechos humanos.

Facebook Commentarios