Bolivia.-Los bloqueos en las carreteras de acceso a la capital La Paz y sus alrededores, utilizados en las protestas sumadas a la tensa crisis política, imponen a los bolivianos la falta de productos básicos, cuyos precios han aumentado en los últimos días.

Bolivia

Una semana después de la renuncia del Presidente Evo Morales, y en medio de la convulsión social, los bolivianos se enfrentan ahora a la falta de carne, huevos, lácteos y pan.

También faltan gas de cocina y combustibles para el transporte – las personas peregrinan de supermercado en supermercado en busca de alimentos básicos y por las calles de la Paz la cantidad de coches en circulación es cada vez menor.

Después de las elecciones del 20 de octubre, denunciadas por fraude del entonces gobierno de Evo Morales, la clase media de los principales centros urbanos del país inició una huelga que duró tres semanas.

Hace dos semanas, el entonces presidente Evo Morales (exiliado en México) quiso asfixiar al movimiento opositor que pedía su renuncia, bloqueando las carreteras a esos centros urbanos.

Evo Morales renunció, hace una semana, denunciando un supuesto golpe de estado, pero los fieles militantes permanecieron con los bloqueos como forma de asfixiar a la población y provocar la desestabilización del nuevo gobierno de transición de la presidenta Jeanine Áñez.

La principal zona de bloqueo es la ciudad de El Alto, la segunda más poblada del país, la fortaleza de Evo Morales.

Los camiones con alimentos y combustibles tienen que pasar por el Alto para llegar a la Paz; otra vía alternativa para la llegada de alimentos sería la áerea, pero también el aeropuerto principal de El Alto.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  China quiere hacer un trato con Estados Unidos, pero está dispuesta a tomar represalias.