A pesar de un portafolio relativamente diversificado en categorías de vehículos, BMW es conocida por tener coches de dimensiones imponentes y que se hacen notar en la carretera. En ningún modelo esto es más evidente que en la última edición Serie 7 – o 745e iPerformance Berlina – que hemos tenido la oportunidad de probar.

BMW

Incluso con las magníficas dimensiones, el BMW Series 7 da más en las vistas por el lujoso interior. Con los asientos de cuero y el respaldo del brazo acolchado, está claro que este BMW está hecho para los que aprecian la comodidad y les gusta tener su propio espacio en el coche. Si encaja en este tipo de perfil, entonces la Serie 7 es un auto que sin duda será de su agrado.

La comodidad del conductor en cuanto a espacio y materiales se complementa con las funcionalidades e incluso el acceso a ellas. Se observa que los responsables de BMW se han esforzado por integrar tantas opciones como sea posible, sirviendo casi de “showcase” para lo que se ha hecho mejor en la marca alemana en los últimos años. La velocidad incluso mostrada en el cristal frontal puede incluso alterar el color y la intensidad de la iluminación de la cabina. ¿Esencial? Tal vez no, pero sin duda audaz.

Empezando por el motor, estamos hablando de un coche con 394cv de potencia y con la capacidad de ir de 0 a 100 km / h en unos respetables 5,6 segundos. Sí, este BMW Series 7 es un auto rápido que, fiel a su categoría de lujo, puede aún no ser “nervioso” ni “bruto”. Es la definición de “potencia controlada” la que permite arranques suaves que no deshagan la compostura al mismo tiempo que deja claro que, cuando lo necesita, también sabe “trabajar”.

Seguro te interesa  Mercedes-Benz CLA 180 lidera segmento de familia

BMW

También hay que mencionar que este 745e iPerformance Berlina va acompañado de una batería eléctrica de 12kWh, un “mimito” que puede ser utilizado para entrar en modo eléctrico 100% o para apoyar la conducción a velocidades más bajas para conseguir una mayor eficiencia del combustible. Sin sorpresa, tendrá un consumo inferior a 5.0 l / 100 km / h si no sufre de “pie pesado”. Por supuesto, puede elegir entre diferentes modos de conducción para controlar mejor el tipo de conducción y la eficiencia, como el Eco Pro, El Comfort y el Sport.

Conducir este BMW Series 7 difícilmente sería una experiencia negativa y, como ha quedado claro por nuestra experiencia, se observa que la fabricante alemana se ha aplicado para crear un coche prácticamente inatacable. El coche no se compromete en las curvas, es estable, tiene un frenado suave y afinado y es sorprendentemente receptivo dadas las dimensiones.

Facebook Commentarios