BMW va a construir una nueva unidad de producción en Europa por primera vez en casi 20 años, en un momento en el que el creciente proteccionismo amenaza con dificultar la venta de coches por todo el mundo.

Según un comunicado de la fabricante alemana, citado por Bloomberg, la BMW invertirá mil millones de euros en la nueva planta ubicada en Hungría, donde se producen 150 mil vehículos al año. La última vez que la BMW construyó una fábrica en Europa fue en el año 2000, en Alemania.

Dependiendo del tipo de vehículo que se fabrique en la nueva unidad, la marca alemana puede protegerse de la creciente tensión que afecta a su fábrica en los Estados Unidos, y protegerse de posibles dificultades en la exportación de los Mini – que son fabricados en la universidad de Oxford – para la Unión Europea, después del Brexit.

“Estamos fortaleciendo nuestras actividades en Europa para mantener un equilibrio de producción entre Asia, América y Europa”, afirma el CEO de BMW, Harald Krueger, en un comunicado.

Bloomberg destaca que el fabricante alemán exporta la mayor parte de sus populares SUV de su fábrica en Carolina del Norte a Europa, una estrategia que puede quedar comprometida si la amenaza de tarifas entre los Estados Unidos y la Unión Europea pasar a la práctica.

El domingo, la compañía anunció mismo que aumentó los precios de los SUV importados de los Estados Unidos a China, después de Beijing, el aumento de las tarifas, en represalia a la subida de las tasas aduaneras impuestas por la administración Trump.

“[La construcción de una fábrica en Hungría] me parece una decisión motivada por la minimización de riesgos y la optimización de costes”, dijo Juergen Pieper, analista de Bankhaus Metzler. “La Europa occidental es demasiado cara, México y el Reino Unido tienen riesgos relacionados con las tarifas, y la fábrica de los Estados Unidos ya es enorme”.

La construcción de la nueva unidad de producción, cercana a la ciudad de Debrecen, deberá arrancar en el segundo semestre de 2019.

Facebook Commentarios