El padre de Microsoft Bill Gates eligió las vacunas personalizadas contra el cáncer, las hamburguesas vegetales con sabor a carne y los relojes con electrocardiogramas como algunos de los diez avances tecnológicos que mejorarán el mundo.

La lista es publicada por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, que selecciona y publica anualmente en su revista el ‘top 10’ de las innovaciones tecnológicas, pero que, para 2019, invitó al cofundador de la multinacional de software informático a tomar las decisiones.

El multimillonario y filántropo estadounidense eligió también la destreza robótica, la energía producida por la fusión y la fisión nuclear, los tests sanguíneos de diagnóstico de bebés prematuros, las cápsulas ingeríveis que captan imágenes del intestino, las máquinas que ‘capturan’ dióxido de carbono, los inodoros que tratan ‘in situ’ los desechos y los programas de inteligencia artificial de la conversación.

Son diez inventos que darán que hablar en 2019 y cambiar el mundo para mejor, según el magnate. El tema está en la portada de la edición de marzo/abril de la revista del MIT, que describe las innovaciones en su edición digital.

El robot Dactyl, creado en los Estados Unidos, ha aprendido a girar entre los dedos un juguete en forma de cubo, una habilidad que puede ser perfeccionada para realizar tareas en casa o en una fábrica.

A diferencia de la quimioterapia, que ataca a las células sanas, las vacunas personalizadas contra el cáncer, que están siendo probadas en pacientes, pueden llevar a las defensas naturales del cuerpo a destruir sólo los tumores al identificarlos por sus errores genéticos únicos.

Seguro te interesa  Todo lo que Apple Anunció en el día de Hoy el iPhone Evento en tan Sólo Siete Minutos

Un simple análisis de sangre permitirá a los médicos identificar a las mujeres propensas a dar a luz antes de tiempo y tomar medidas para evitar el nacimiento de un bebé prematuro y le dará más posibilidades de supervivencia, al detectar variaciones en la expresión de siete genes que están asociadas con los nacimientos prematuros. Una empresa, Akna Dx, fue creada en los Estados Unidos para comercializar la prueba.

También en los Estados Unidos se fabrican hamburguesas con proteínas de guisante, soja, trigo, patata y aceite vegetal para mimetizar la textura, el valor nutritivo y el sabor de la carne. En Holanda se trabaja en la producción de carne en laboratorio, un método que implica la extracción de tejido muscular de los animales para hacerlo crecer en biorreactores.

En Pakistán, donde prevalecen ciertas enfermedades inflamatorias intestinales, se ha probado en jóvenes el uso de una cápsula para capturar imágenes del intestino.

La cápsula, que tiene un pequeño microscopio, puede ser tragados fácilmente, incluso por los niños, debido a su reducido tamaño y permite examinar y detectar lesiones en el intestino y otros órganos del aparato digestivo sin la molestia de una endoscopia o colonoscopia sin anestesia, de acuerdo con el cirujano y bioengenheiro Guillermo Tearney, del hospital estadounidense de Massachusetts, donde creó el dispositivo, que, aún así, tiene agarrado de un cable flexible que proporciona luz a la cápsula y que se conecta a un monitor donde se reproducen las imágenes visualizadas por el médico.

El uso de dióxido de carbono, que contribuye al calentamiento del planeta, en la producción de combustibles o refrescos, se considera una de las ventajas de las máquinas capaces de “capturar” este gas contaminante de la atmósfera, además del efecto de mitigación del cambio climático.

Seguro te interesa  Crisis cosmológica. El Universo se está expandiendo mucho más rápido de lo que pensábamos.

La lista de las diez invenciones tecnológicas más prometedoras seleccionadas por Bill Gates no se completa sin los inodoros que no necesitan estar conectados a sistemas de saneamiento o agua y que transforman los desechos en fertilizante, calentándolos en un compartimiento para generar una sustancia rica en carbono.

También están los sistemas de inteligencia artificial que “han aprendido” a detectar la ausencia de palabras en un texto al “estudiar” millones de frases.

Sistemas como este, combinados con mejores sintetizadores de voz, pueden potenciar nuevos programas de inteligencia artificial que permiten a las máquinas mantener una conversación con personas y no responder simplemente a una orden.

Facebook Commentarios