Ben Affleck ha completado un tratamiento de 40 días por dependencia de alcohol y lanzó un comunicado en las redes sociales: “Estoy a luchar por mí y por mi familia”, aseguró.

“Esta semana he completado una estancia de 40 días en un centro de rehabilitación, debido a la dependencia de alcohol, y permanezco en su cuidado. El apoyo que recibí de mi familia, compañeros y fans significa más para mí de lo que puedo decir. Me ha dado la fuerza para hablar acerca de mi enfermedad con otros.” Es así que Ben Affleck consigue un comunicado publicado el jueves en las redes sociales.

“Luchar contra cualquier dependencia es una batalla difícil y que dura toda la vida”, continúa. “(…) Estoy a luchar por mí y por mi familia. Muchas personas entraron en contacto conmigo a través de las redes sociales y compartieron sus historias de adición. A estas personas, quiero decir gracias. Vuestra fuerza es inspiradora y está a mi lado de formas que no creía posibles. Ayuda saber que no estoy solo.”

A modo de conclusión, el actor de 46 años agradece, con “humildad”, a todas las personas más cercanas que lo han ayudado. “Espero que, al final de este camino, poder ser un ejemplo para otros que estén en dificultades.”

Ahora que Affleck ya se encuentra de nuevo en casa, y en un mejor estado de salud, a su todavía mujer, Jennifer Garner, ha tratado de acelerar el proceso de divorcio que quedó suspendido debido al tratamiento del actor. Para el efecto, la actriz pidió la intervención de un juez que, se cree, va a agilizar el cierre del caso.

Separados hace tres años, Ben Affleck y Jennifer Garner tienen tres hijos en común: Violet, de 12 años; Seraphina, de nueve; y Samuel, de seis.

 

 

 

 

Facebook Commentarios