El método muy popular ofrece dos alternativas: ayuno diario (16: 8) y ayuno de días alternos (5:2). Pero la mayoría de los expertos no recomiendan ninguna de las prácticas.

ayuno intermitente

Entre las dietas más populares del momento está el ayuno intermitente, que consiste en limitar el tiempo durante el día en que se puede comer. Una de las ventajas de la dieta es no tener que cortar alimentos, se puede comer de todo. Para los que eligen el ayuno intermitente, hay dos posibles caminos: utilizar el método 5: 2 o 16: 8.

Lea también: vaso de agua con limón en ayunas: los beneficios

En el método 5:2 es posible comer normalmente durante cinco días de la semana y ayunar durante dos días, que deben alternarse. En los días en que la alimentación es restringida, sólo se pueden comer 500 calorías por día de ayuno. Ya en el método 16: 8, las personas ayunan todos los días durante 16 horas, mientras que en las ocho restantes se permite comer cualquier alimento.

Aunque parece una forma eficaz de controlar el peso, algunos expertos critican la dieta. “La gente puede enfermarse y sufrir graves secuelas de salud”, comentó Christopher Sciamanna, del Centro Médico Milton S. Hershey, en los Estados Unidos, en un comunicado.

Peligros

Según Sciamanna, la mayoría de las personas no pueden mantener esa dieta porque el cuerpo no puede pasar tanto tiempo sin comer, especialmente cuando necesita hacer sus actividades diarias, como trabajar o cuidar a su familia. Y ese es el principal problema con la versión 5:2. Además, el método también fomenta la pérdida de masa muscular y ósea. Lo que podría comprometer los resultados a largo plazo, ya que el músculo es el principal responsable de quemar calorías.

Seguro te interesa  Aprenda cómo limpiar la nariz de su bebé

El método del ayuno diario – el más popular entre los que practican el ayuno intermitente-puede ser beneficioso para los diabéticos, ya que contribuye a combatir la resistencia insulínica. “Los estudios demuestran que la presencia de insulina es el signo para almacenar calorías como grasa; por lo tanto, en teoría, si su nivel de insulina es menor a lo largo del día, puede ser suficiente para perder peso por sí mismo”, explica Sciamanna.

Sin embargo, se observa que existen pocas pruebas que demuestren la seguridad de la dieta a largo plazo, ya sea para quienes tienen diabetes o para quienes están sanos. “Si va a hacer algo que aún no ha sido estudiado, debe entender que está sirviendo de conejillo de Indias, y no creo que sea en absoluto una buena idea”, advirtió.

Facebook Commentarios