Un problema que, explica João Braga, dentista del grupo Best Quality Dental Centers (BQDC), tiene consecuencias, a nivel oral, no sólo por “los efectos secundarios de la medicación para el tratamiento y prevención de crisis”, sino también por “los accidentes que pueden producirse durante una convulsión”.

salud oral

A propósito del Día Internacional de la Epilepsia, que se celebra el 10 de febrero, El especialista subraya que el “aumento del riesgo de caries, aumento del volumen del tejido gingival (hiperplasia gingival), sangrado gingival, sensación de sequedad de boca, aumento de la incidencia de úlceras y aftas y cicatrización más prolongada” son algunas de las implicaciones orales más comunes que se derivan del tratamiento realizado por quienes viven con epilepsia.

Aunque aproximadamente dos tercios de estos pacientes tienen sus crisis bien controladas, como resultado del cumplimiento diario de su medicación, éstas ocurren y con ellas se producen “traumatismos Faciales, laceraciones de la lengua y labios por mordeduras, dislocación del disco de la articulación temporomandibular, lo que puede implicar incapacidad para cerrar la boca e incluso pérdida de los dientes anteriores”, refuerza al médico, resultantes de “posibles caídas durante un ataque epiléptico”.

Por lo tanto, es importante “una vigilancia regular en el dentista”, ya que, refuerza a João Braga, “todos estos problemas se detectan con un buen examen introral y tienen tratamiento”.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Disnea: ¿Qué hacer cuando el bebé tiene problemas para respirar?