El balance del paso del huracán Dorian a las Bahamas ha aumentado de siete a veinte muertos, cifra que puede aumentar, anunció el miércoles el ministro de Sanidad de este archipiélago en el Caribe.

huracán Dorian

“El balance pasó a 20 muertos”, declaró a una radio local Duane Sands, anticipando que 17 de las muertes ocurrieron en las Islas Ábaco y tres en la isla de la Gran Bahama.

El ministro precisó que”las operaciones de rescate y la explotación de las casas inundadas apenas están empezando”.

Dorian afectó fuertemente al archipiélago, sobre el cual permaneció durante mucho tiempo casi inmóvil, con lluvias torrenciales.

Según el primer ministro de las Bahamas, Hubert Minnis, el 60% de Marsh Harbour, la principal ciudad de Ábaco, fue destruida. El aeropuerto quedó bajo el agua, con la pista inundada, y toda la zona parecía un lago.

Las Naciones Unidas indicaron el miércoles por la noche que alrededor de “70.000 personas necesitan ayuda inmediata”.

En un contacto telefónico desde Nassau, el Vicesecretario General de Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock, dijo que la ONU había desbloqueado un millón de dólares (unos 906 000 euros) de su fondo de emergencia para prestar primeros auxilios a los afectados.

Antes, el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, había señalado que las Naciones Unidas apoyaban los esfuerzos realizados por el Gobierno de las Bahamas y que iban a integrar los equipos de evaluación enviados a las zonas devastadas por el huracán.

El portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, dijo que Guterres “sigue muy preocupado por las decenas de miles de personas afectadas en Las Gran Bahama y Ábaco” y que envió sus condolencias a las familias de los que murieron.

Los vientos severos y las aguas oscuras y lodosas destruyeron o dañaron gravemente miles de casas, incapacitando la actividad de los hospitales y dejando a muchas personas atrapadas en áticos.

Las Bahamas fueron golpeadas el domingo por el huracán más fuerte registrado en la historia del archipiélago, que azotó principalmente las Islas Ábaco y Gran Bahama, con vientos de hasta 295 kilómetros por hora y lluvia torrencial, antes de seguir su ruta hacia Florida el martes.

El huracán se ha debilitado a categoría 2, Aunque sigue con fuertes vientos de 175 kilómetros por hora, y ahora se dirige hacia la costa sudeste de los Estados Unidos.

Varios millones de personas en Florida, Georgia y Carolina del Sur han sido aconsejadas salir de los lugares cercanos a la costa, por donde Dorian debe pasar.

Facebook Commentarios