Muchas personas que buscan una dieta sin gluten eliminan alimentos típicos como- arroz con frijoles del menú, ya que confunden a los hidratos de carbono con el gluten, que es la proteína del trigo, la cebada y el centeno.

En el tradicional arroz con frijoles, juntos, forman la proteína perfecta como la que es absorbida de la carne, por ejemplo. Es lo que explica la nutricionista Laura de los Santos Pola.

Arroz y frijoles: el matrimonio perfecto

El frijol es un alimento rico en proteínas, sin embargo estas no son clasificadas como proteínas completas (de alto valor biológico). Esto es porque las proteínas están formadas por varias unidades más pequeñas, los aminoácidos.

Las proteínas de alto valor biológico son aquellas que contienen todos los aminoácidos esenciales, es decir, aquellos que no pueden ser sintetizados por nuestro organismo.

Los alimentos fuentes de proteínas de alto valor biológico son las carnes, leche, huevos, queso, pescado y pollo. El frijol no forma parte de este grupo, porque en su composición falta el aminoácido esencial metionina.

Ya el arroz presenta una cantidad importante de metionina, sin embargo no tiene el aminoácido esencial lisina, el cual se encuentra en abundancia en el frijol. De esta manera, el arroz y los frijoles se completan con una excelente combinación de proteínas, ya que lo que falta en uno se encuentra en el otro y viceversa.

Esta unión de los dos, proporciona un refuerzo de la inmunidad, el crecimiento y el mantenimiento de células y tejidos, la cicatrización y la síntesis de enzimas. El organismo obtiene la materia prima (proteína) para trabajar en condiciones ideales que contribuyen a la salud como un todo.

La nutricionista recomienda que el consumo de estos dos alimentos se realice en la proporción de dos porciones de arroz para una porción de frijoles todos los días. En cuanto a la cocción, se debe utilizar poca grasa y esta debe ser de origen vegetal (aceites de soja, colza, girasol, maíz, aceite de oliva, etc) y no animal (manteca de cerdo).

Esta combinación de arroz con frijoles, representa un “matrimonio perfecto”. Es una pena que el actual consumo de arroz con frijoles de la población ha sufrido tanto.

Según señaló la nutricionista, “las personas viene comiendo cada vez menos arroz con frijoles. Estos alimentos están siendo sustituidos por otros nada nutritivos, como por ejemplo, los bizcochos, que tuvieron un crecimiento de 400% en el mismo período”.

Sin contar la sustitución de estos y otros alimentos, por otros industrializados, preparados, congelados, con etiquetas complicados o que están en “la moda”.

En esta ola de dietas de moda, el arroz con frijoles es prácticamente expulsado de la mayoría de ellos, como si ellos fueran los villanos contra el adelgazamiento.

¿Arroz y frijoles tienen gluten?

Que quede bien claro: arroz no tiene gluten y frijoles tampoco, así como varios otros alimentos erroneamente considerados.

Además, el arroz con frijoles no hace engordar y poseen muchos nutrientes necesarios para equilibrar nuestra alimentación. Lo importante es no exagerar en la cantidad, respetando la porciones indicadas por la nutricionista, incluso porque otros ingredientes serán ingeridos en su conjunto como, legumbres, verduras y vegetales, lo que hará que su plato aún más rico en nutrientes.

Como hemos visto, arroz con frijoles es la combinación perfecta para garantizar la cantidad de proteínas necesaria para una dieta equilibrada.

Facebook Commentarios