Jorge Muñoz nuevo alcalde Lima.

Así empezamos la semana, hoy 8 de octubre del 2018 y al 95% del conteo según DATUM e IPSOS ya tenemos alcalde.

Sin embargo, la “lampa” parece haber arrasado con casi todos los municipios distritales de Lima y es que, para regresar luego de más de 30 años, lo ha hecho con mucha fuerza. El candidato Urresti dijo que “habían ganado los choros” y Belmont no pudo alegar algo mas burdo que un supuesto fraude. Sucede que lo de ayer fue una sorpresa, incluso para muchos que apoyaban al candidato hoy alcalde, pues nadie se esperaba que hubiera una diferencia tan grande entre el primer y segundo puesto. Bien lo dice el saber popular “No se debe confiar en las encuestas”

Pero vamos al tema principal y es el Arrastre Electoral en las elecciones que ha tenido Acción Popular, quizá como soplo de la diosa fortuna.

¿Qué es Arrastre Electoral o Síndrome del Voto Por Inercia, como lo llamo yo?

Es muy simple, la verdad. Se trata de votar dos veces por el mismo símbolo en una elección en donde se cumplen las siguientes condiciones:

– No hay imágenes del rostro del candidato en la cédula de sufragio.

– La cédula presenta múltiples opciones, lo cual puede causar cierta confusión en los electores.

– Sociedad electoral desinformada.

– Bombardeo constante del político principal (en este caso el candidato a la alcaldía de Lima) y falta de información sobre los candidatos menores o secundarios (alcaldes distritales, regidores, etc.)

Estos factores y sobre todo la falta de cultura electoral hacen que, por decirlo de alguna manera, los electores voten dos veces (municipal y distrital) por el mismo partido. En consecuencia solo estarían votando a conciencia por un solo candidato y votando por inercia por el candidato distrital, dejando de lado posibles mejores opiciones para alcalde.

Gran importancia tiene aquí el Marketing Político y sobre todo la desinformación ciudadana para con sus candidatos.

Facebook Commentarios