Averigüe la importancia del diagnóstico precoz y cómo cuidar el corazón de su mascota.

Además de la propensión de cada raza, con la edad avanzada, los problemas cardíacos en perros y gatos tienden a aumentar.

corazón

Por lo tanto, el chequeo cada seis meses es fundamental para la prevención y el diagnóstico precoz. “Todas las enfermedades pueden ser controladas con medicación, retrasando su progresión y proporcionando así bienestar a las mascotas”, explica la veterinaria especializada en cardiología de la clínica Petz, la doctora Michelle Caroline Clavicí.

Las enfermedades

La cardiopatía más común en perros se refiere a las endocardiosis, que afectan a las válvulas del corazón, la mitral y la tricúspide, a la edad avanzada y predisposición de la raza. Este tipo de enfermedad afecta principalmente a los perros pequeños, como poodle, teckel y cavalier.

Ya razas como cocker, boxer y terra nova son más propensas a la cardiomiopatía dilatada, caracterizada por la dilatación del ventrículo por una alteración del músculo cardíaco. En los gatos, la más común es la cardiomiopatía hipertrófica, causada también por una alteración del músculo cardíaco, siendo la herencia el factor más común.

Lea también: ¿ por qué aúllan los perros? Averigüe cuáles pueden ser los motivos

Otra patología que hay que tener en cuenta es la dirofilariosis, provocada por un gusano que se aloja en el corazón de las mascotas, transmitida por mosquitos.

Las señales de alarma

Los principales síntomas de las cardiopatías son intolerancia a cualquier tipo de ejercicio, tos principalmente durante la noche, cansancio fácil, apatía, postración, malestar en algunas posiciones, cianosis (coloración de la lengua) y desmayos en algunos casos.

Seguro te interesa  Estos alimentos afrodisíacos van a mejorar su relación.

“Al escuchar los bichos, podemos identificar cambios en el ritmo de los latidos (arritmias) y cambios en los sonidos del pulmón (crepitación)”, explica Michelle.

Para confirmar el diagnóstico se realizan exámenes como ecocardiograma, electrocardiograma y radiografía de tórax. “El tratamiento varía según la enfermedad, el estagio y la sintomatología del animal. Dado que cada uno tiene su particularidad, a veces es necesario utilizar un medicamento diferente para cada bichito”.

Ocho consejos para prevenir y cuidar el corazón de perros y gatos:

1-realizar revisiones cada seis meses;

2 – tener una alimentación equilibrada con ración super premium;

3-Evitar la obesidad, que es uno de los factores de riesgo;

4-mantener la salud oral con cuidado y cepillado frecuentes, ya que las bacterias están relacionadas con trastornos cardiacos;

5 – en el caso de la dirofilariosis, además de la prevención con el uso mensual de vermífugos, ahora existe una vacuna que protege a los animales de compañía con una dosis anual;

6-Enriquecer el entorno en el que los animales viven con juguetes que estimulen la actividad física;

7-pasear con frecuencia;

8-conocer la predisposición de la raza del animal a sufrir determinados problemas de salud.

Facebook Commentarios