Un estudio estadounidense señaló que una aplicación de celular es casi tan eficiente como un electrocardiograma de 12 derivaciones para identificar signos de infarto de miocardio.

Durante un infarto de este tipo, la arteria es casi totalmente bloqueada. El descubrimiento es importante, según los investigadores, porque la rapidez del tratamiento después de un ataque del corazón ayuda a salvar vidas.

Infartos se pueden prevenir

La recomendación de la Asociación Americana de Cardiología, es que el tiempo entre el momento en que el paciente llega al hospital, hasta el fin del procedimiento de colocación del globo que se abre la arteria bloqueada sea inferior a 90 minutos.

La investigación, liderada por científicos del Instituto del Corazón de Intermountain Medical Center en Salt Lake City, en Estados Unidos, fue presentada en una reunión de la Asociación Americana del Corazón en Chicago, en los Estados Unidos.

Los investigadores entregaron un electrocardiograma estándar de 12 derivaciones y un electrocardiograma por medio de la aplicación de la empresa AliveCor, llamado es kardia, que está conectado por dos cables en el celular para 204 pacientes que presentaban dolor en el pecho.

Dispositivo contra infartos a la venta

La empresa vende un dispositivo en el que el paciente coloca los dedos y se envía la información para el teléfono celular.

“Descubrimos que la aplicación ayuda a diagnosticar un infarto de una manera muy efectiva y no indica la presencia de un infarto cuando no está sucediendo”, afirma J. Brent Muhlestein, autor de la investigación.

El estudio fue llevado a cabo en cinco centros de investigación asociados a la Sociedad Cardiovascular Cooperativa de la Universidad de Duke y los datos fueron compilados en el Instituto del Corazón de Intermountain Medical Center.

La idea para este tipo de configuración del electrocardiograma surgió por cuenta del uso de cadenas para el desarrollo de la condición física, afirma Muhlestein.

Muchas personas que usan estera ponen un dispositivo simple que puede contar el ritmo cardiaco por medio del electrocardiograma, que es más preciso que comprobar el pulso.

“Es un salto simple de allí hasta un smartphone y grabar el mismo electrocardiograma de varias posiciones diferentes del cuerpo”, dice el investigador.

La AliveCor también tiene una versión de la aplicación para el reloj de Apple 4 con un electrocardiograma de una sola derivación.

Además de facilitar el diagnóstico del infarto, el descubrimiento de los investigadores es importante, ya que la aplicación hace que el electrocardiograma más accesible en los lugares donde las máquinas que realizan el examen son difíciles de encontrar.

El producto se vende por 99 dólares y puede ser utilizado por cualquier persona con un smartphone o reloj digital.

Facebook Commentarios