La primera edición del Foro para la Paz, organizado en París por el presidente francés, Emmanuel Macron, quedó marcado por la alerta de Angela Merkel para las amenazas a la paz europea.

Bajo la atenta mirada de Antonio Guterres, el secretario general de las Naciones Unidas, la canciller de Alemania, declaró el nacionalismo y el populismo como principales riesgos.

En un día marcado por las celebraciones del centenario del armisticio que puso fin a la I Guerra Mundial, Angela Merkel, ha destacado la importancia de una respuesta global a los desafíos.

“Por ejemplo, hay la preocupación de que el pensamiento nacionalista está aumentando y que, una vez más, las acciones pueden ser tomadas como si simplemente pudiéramos ignorar a nuestra interdependencia mutua, relaciones e interconexiones”, comenzó por afirmar la canciller alemana.

El atractivo de Angela Merkel fue bien recibido por los más de 60 jefes de estado internacionales y por cerca de tres decenas de organizaciones, tales como el Fondo Monetario Internacional, representado por la directora Christine Lagarde.

También estuvo presente el Presidente de la República de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, que terminó este domingo con la visita de dos días a París con motivo del centenario del fin de la Gran Guerra.

“Notamos que la cooperación internacional, la conciliación pacífica de los intereses, incluso el Proyecto Europeo de Paz se la vuelva a ser cuestionado. Y observamos también una preparación para imponer el propio interés por la fuerza, en el peor de los casos”, concluyó Angela Merkel.

Facebook Commentarios